Asesinan al líder Mario Castaño Bravo, integrante de Conpaz en Chocó

Por: Comisión Intereclasial de Justicia y Paz 

 

Hacia las 7 pm del día de hoy fue asesinado el líder Mario Castaño Bravo, integrante del Consejo Comunitario La Larga de Tumaradó, Castaño había participado hace una semana en la instalación de la consulta previa para la Reparación colectiva e hizo parte activa de la demanda de restitución de tierras que será presentada en próximos días.

 

Entrada la noche los armados habrían ingresado a la finca La Florida,en la cuenca de La Larga Tumarado, propiedad de Mario Castaño donde habrían disparado siete veces en contra de la humanidad del líder.

 

Mario, venía denunciando ante la fuerza pública, instituciones civiles del Estado y ONG’s, la presencia de miembros de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia – Clan del Golfo en la zona, hecho que se intensificó este mes.

 

La semana pasada las AGC convocaron a una reunión en la Zona de Biodiversidad “Árbol de Pan’, la que fue denunciada por Mario, hace 10 días denunció las graves falencias en el modelo de reparación colectivo por la ausencia eficaz de Estado y las operaciones neoparamilitares y empresariales.

 

Mario junto con su familia había regresado a la Madre Unión hace más de tres años, luego de haber sido desplazado en dos ocasiones de su territorio por acciones paramilitares, la primera de ellas en desarrollo de la operación regular e irregular que se inició en octubre de 1996 por militares y paramilitares.

 

Durante más de 15 años denunció a empresarios legales e ilegales por el despojo de tierra y cómo beneficiarios de operaciones paramilitares desarrolladas en connivencia con la brigada 17 a medidos de los 90.

 

Él fue obligado por militares de la Brigada 17 en 1996 a participar como guía en operaciones de tipo paramilitar en zona rural de lo que hoy se conoce como Carmen del Darién, hechos por él denunciados.

 

A pesar del riesgo, las medidas de la UNP no eran idóneas.

 

Hoy las amenazas y la zozobra en La Larga Tumaradó, Pedeguita y Mancilla, Curvaradó y Jiguamiandó son permanentes.

 

Las comunidades viven sobreviviendo en medio de operaciones arnadas de las AGC por inacción, ineficacia y tolerancia de la fuerza pública.

 

Al tiempo, son crecientes las operaciones del ELN que han desconocido las Zonas Humanitarias y Zonas de Biodiversidad, mecanismos de autoprotección de las comunidades.

 

Mario Castaño Bravo era integrante de la Asociación Familias de los Consejos Comunitarios de Curvaradó, Jiguamiandó, La Larga Tumaradó, Pedeguita y Mancilla, AFLICOC e integrante de la red CONPAZ, Comunidades Construyendo Paz en los Territorios.

 

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Bogotá,D.C. 26 de noviembre de 2017