Continúa lucha por justicia en el caso de Nicolás Neira: su padre pide claridad a las autoridades sobre la investigación

El 1 de mayo de 2005 fue la última vez que el padre de Nicolás Neira vio sano y salvo a su hijo -en ese momento un niño de no más de 15 años-. Durante la marcha que se adelantaba conmemorando el Día de las y los trabajadores y que avanzaba por la Carrera 7ma, hacia la 1:30 de la tarde, varios agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) agredieron físicamente a Nico -como le dicen sus familiares- y causaron que, el 6 de mayo de ese mismo año, falleciera.

 

Aunque en ese momento se iniciaron investigaciones por parte de la Procuraduría y los entes de control para determinar quiénes fueron los miembros del ESMAD responsables de la tragedia, 12 años después, no ha habido resultados que lleven a la judicialización de los responsables del crimen y le permitan decir a la familia de Nicolás que se está haciendo justicia. Por este motivo su padre, Yuri Enrique Neira, ha interpuesto un derecho de petición ante el Fiscal General Néstor Humberto Martínez con el fin de obtener información que dé cuenta de los avances en la investigación.

 

“Al momento de radicar este humano y fundamental derecho de petición, han transcurrido exactamente DOCE AÑOS Y UN MES de haber sido asesinado a manos del ESMAD de la Policía Nacional mi único hijo, el niño (15 años) NICOLÁS DAVID NEIRA ÁLVAREZ. En ese mismo lapso de tiempo, la entidad que usted dirige, al permitir que el caso permanezca en la más abyecta impunidad, abiertamente ha sido cómplice de este crimen”, se lee en el documento, al que tuvo acceso el Movice.

 

Se espera que con esta acción el Fiscal General Néstor Humberto Martínez y la Fiscalía demuestren las acciones que se han realizado para judicializar a los responsables del crimen de Nico y que en caso de que se hallen irregularidades en la manera en que se han adelantado las investigaciones, se puedan tomar medidas al respecto. Cabe recordar que en el año 2011, el Juzgado 37 Administrativo de Bogotá condenó al Estado por su responsabilidad en la muerte del joven y ordenó al Ministerio de Defensa, Policía Nacional y al ESMAD a reparar económicamente a la familia de Nicolás.  

Bogotá