El Parlamento de Cataluña reitera su apoyo al Capítulo Sucre del Movice

La comunidad Catalana ha mostrado su apoyo a la tarea de activistas, líderes de las comunidades y las organizaciones defensoras de derechos humanos en Colombia. Recientemente en una declaración institucional, leída en el Parlamento de Cataluña, ha mostrado su preocupación por la grave situación de violencia que se presenta contra los líderes sociales, aun después de firmado el Acuerdo de Paz entre el Gobierno Nacional de Colombia y las FARC.

 

“Colombia se encuentra en un momento histórico de construcción de paz, pero esta paz no puede suponer más impunidad”, dice la declaración, “Sin justicia no habrá paz real, y es por ello que se tiene que garantizar a las víctimas su derecho a la verdad, la justicia y la reparación”.

 

En esta misma declaración hicieron especial énfasis en el respaldo al Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice), en especial al Capítulo Sucre. “Entre los numerosos casos de personas y organizaciones que se encuentran en riesgo por su trabajo en favor de los derechos humanos, queremos señalar nuestro especial apoyo a la organización MOVICE-SUCRE,  por su vinculación con la sociedad civil catalana”, expresaron los parlamentarios catalanes.

 

La ciudad de Granollers se suma

 

Pero no es la única muestra de solidaridad que la comunidad catalana ha realizado con el Capítulo Sucre en los últimos días. El ayuntamiento de Granollers (ciudad al oriente de Cataluña) recientemente aprobó una moción en la que insta al Gobierno de la Generalitat (gobierno de la Comunidad Autónoma de Cataluña) a “Llevar a cabo las gestiones necesarias para que la Misión de Observación y de Verificación de Naciones Unidas en Colombia estén dotadas de un componente de derechos humanos (...); Instar al Gobierno colombiano a que adopte medidas más efectivas para garantizar la seguridad de los grupos y las comunidades en riesgo, como los pueblos indígenas, afrodescendientes y campesinos, y los defensores y defensoras de derechos humanos; y Trasladar esta declaración e instar al Gobierno español a tomar medidas para cumplir con los puntos anteriores”.

 

En la moción no sólo dan cuenta de algunas de las cifras de violencia contra defensores de derechos humanos, alrededor de 80 asesinados en 2016 de acuerdo con cifras de la ONG Somos Defensores, sino que hacen énfasis en el caso del Capítulo Sucre del Movice. “Actualmente, MOVICE-SUCRE continua sometida a vigilancia, robos de información confidencial, amenazas de muerte, asesinatos y uso de procedimientos judiciales contra sus miembros. El caso de MOVICE-SUCRE es una de las muchas organizaciones que trabajan por la defensa de los derechos humanos y que se encuentran en una situación de especial vulnerabilidad. Por este motivo, el papel de la comunidad internacional es fundamental para hacer visible su situación”, se puede leer en la moción.

 

 

Lea la moción completa del Parlamento Catalán: