Fundación de DD.HH. Joel Sierra denuncia la puesta en libertad de hombres armados en Arauca, pese a recientes amenazas y extorsiones

Saravena-Arauca, 10 de Mayo de 2017

 

Desde el año pasado, hemos venido denunciando a nivel nacional el recrudecimiento de la actuación paramilitar en los territorios, el asesinato de más de 150 líderes sociales y defensores de Derechos Humanos durante el 2016 y más de treinta (30) en lo corrido del 2017, las amenazas de los grupos paramilitares, a través de panfletos, contra procesos sociales entre ellos el Congreso de los Pueblos. A pesar de estas denuncias, el Gobierno nacional sigue insistiendo en que no existen estructuras de este tipo, ni se ven avances en los procesos penales.

 

Nuestra región no es ajena a esa realidad, el día de ayer, 9 de mayo de 2017, fueron capturadas en el casco urbano del municipio de Arauca capital, 11 personas, 9 de ellas provenientes de Antioquia, uno de la Costa y otro Araucano, a quienes se les incautó armas de fuego, municiones y tres motocicletas de alto cilindraje, quienes fueron dejados en libertad por el Juez de control de garantías, al parecer por fallas en el procedimiento de captura.

 

Este hecho sucede, luego de haber alertado sobre las amenazas contra dirigentes sociales, como es el caso del compañero José Vicente Murillo del Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia y la señora Yudith Rodríguez Cuenza del movimiento comunal en el municipio de Arauca; las extorciones recibidas por pobladores de la región a nombre de las AUC; denuncias de pobladores de la vereda Las Galaxias municipio de Tame, acerca de presencia de paramilitares, que se desplazan en camionetas desde la sabana de Cravo Norte. Así mismo que miembros del Ejército Nacional han anunciado la presencia de paramilitares en la región.

 

Por lo anterior, exigimos a las autoridades competentes investigar los hechos denunciados, tomar las medidas para proteger a los defensores de Derechos Humanos, líderes sociales y pobladores en general, y activar el sistema de Alertas Tempranas con las correspondientes informes de riesgo, tendientes a prevenir actos contra su vida e integridad o coartar la acción social que éstos desarrollan.

 

De manera puntual, exigimos que se realicen las investigaciones penales y disciplinarias por los hechos que llevaron, a que a pesar de la gravedad que encierra que un grupo de personas armadas, que además no son de la región y se transportaban en motocicletas de alto cilindraje, hayan quedado en libertad, en un sistema que es eficaz para judicializar a dirigentes sociales y defensores de Derechos Humanos, pero no lo es, en casos como este que se incautan elementos letales.

 

Es importante recordar las consecuencias sobre la población araucana del eje del paramilitarismos, quienes con la participación directa de la fuerza pública, líderes políticos y empresas transnacionales, que significó más de 2.000 personas asesinadas selectiva y colectivamente, las torturas, desaparición forzada, violencia sexual, extorciones y el desplazamiento forzado de los pobladores, así como, la utilización de recursos públicos para financiar su actuación criminal.

 

Esperamos que no se tenga que repetir la historia de sangre para que las autoridades competentes tomen las medidas urgentes y necesarias.

 

Llamamos a las comunidades a estar alertas y adoptar las medidas de autoprotección individuales y colectivas, así como, denunciar los hechos que las afecten.

 

A la comunidad nacional e internacional, continuar monitoreando y visibilizar esta grave situación.

 

 

POR LA DEFENSA DE LA VIDA, LOS DERECHOS HUMANOS Y LA PERMANENCIA EN EL TERRITORIO

 

 

FUNDACIÓN DE DERECHOS HUMANOS JOEL SIERRA

Arauca