Hacemos llamado al presidente electo: director/a de la Unidad de Víctimas debe estar comprometido/a con la paz y derechos de todas las víctimas

Las 130 organizaciones de víctimas y de derechos humanos enviamos una carta a Iván Duque esperando que, desde el inicio de su mandato, tome todas las medidas necesarias para que la Unidad de Atención y Reparación Integral para las Víctimas (UARIV) sea liderada por una persona que represente transparencia, idoneidad y compromiso con la paz y los derechos de todas las víctimas, especialmente de aquellas que aún no han sido reconocidas.

 

Bogotá, 27 de junio de 2018

Señor

IVÁN DUQUE

Presidente electo de la República de Colombia

Ciudad

 

Ref.: Nombramiento dirección de la Unidad para las víctimas

 

Señor Iván Duque,

 

Las organizaciones de víctimas y de derechos humanos que suscribimos esta comunicación, hacemos un llamado para que la próxima dirección de la Unidad de Atención y Reparación Integral para las Víctimas (UARIV) sea liderada por una persona que represente los valores democráticos de la paz y la justicia, así como la satisfacción de los derechos a la verdad, la justicia y la reparación de todo el universo de víctimas que existe en el país.

 

En Colombia existen más de 8.679.002 de víctimas del conflicto y la violencia sociopolítica. A pesar de los lineamientos establecidos en la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras (Ley 1448/11), cerca del 91 % de las víctimas aún no han accedido a la reparación integral. Siete años después, aún no contamos con una política de atención psicosocial que responda a las distintas afectaciones sufridas, no hay una caracterización de los 522 sujetos de reparación colectiva que se encuentran incluidos en el RUV, no se garantiza la participación efectiva de las víctimas en la formulación de los programas ni de los planes de atención. Esto sólo por mencionar algunos de los actuales problemas que afronta la política de atención y reparación integral a víctimas.

 

Por lo anterior, consideramos que la persona que usted decida nombrar en la dirección de la UARIV debe impulsar las reformas que garanticen los derechos de las víctimas, a través de un proceso de discusión en el que se garantice que las víctimas de todos los actores del conflicto, incluido el Estado, podrán participar en igualdad de condiciones.

 

Nos preocupa que lleguen a este cargo personas que han sido mencionadas en medios de comunicación como posibles aspirantes al cargo. Ellas se han opuesto al proceso de paz y su implementación, el cual representa importantes oportunidades en materia de verdad y justicia para las víctimas. Se necesita una persona que genere confianza en las víctimas, y que no promulgue tesis que pretenden negar la responsabilidad que tienen los actores armados, tanto legales como ilegales en crímenes cometidos con ocasión del conflicto armado.

 

Esperamos de Usted, desde el inicio de su mandato, tome todas las medidas necesarias para que la UARIV esté bajo coordinación de una persona que represente transparencia, idoneidad y compromiso con la paz y los derechos de todas las víctimas, especialmente de aquellas que aún no han sido reconocidas. Igualmente, esperamos que se destine el presupuesto necesario para una adecuada implementación de los programas derivados de la Ley 1448 y se diseñe una efectiva coordinación de las instituciones estatales para que se logre garantizar nuestros derechos.