La Escuela de la Memoria Movice-Cajar le habla a la Comisión de la Verdad

Por: Prensa Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo

 

35 víctimas de crímenes de Estado, provenientes de 13 departamentos (Boyacá, Bolívar, Cauca, Cesar, Cundinamarca, Guajira, Huila, Tolima, Meta, Valle, Sucre, Santander, Nariño), se darán cita por primera vez este 3 y 4 de mayo en Bogotá, con la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad.

 

En esta nueva etapa, volvemos a recordar lo que nos pasó, no es momento de escondernos, sino salir a luchar por nuestros derechos, por lo derechos de todos los ciudadanos que han sido victimizados en este país, al tiempo que el estado colombiano y su gobierno nos viene victimizando mas, a nosotros nos ha tocado salir avante con la poca fuerza que nos queda después de tanta violencia (1).

 

35 víctimas de crímenes de Estado, provenientes de 13 departamentos (Boyacá, Bolívar, Cauca, Cesar, Cundinamarca, Guajira, Huila, Tolima, Meta, Valle, Sucre, Santander, Nariño), se darán cita por primera vez este 3 y 4 de mayo en Bogotá, con la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, que recibirá de los delegados de las regiones un documento que recoge las diferentes expectativas, propuestas y exigencias construidas con 859 participantes de las diferentes escuelas departamentales realizadas desde 2016, entre los que se encuentran campesinos y campesinas, delegados de pueblos indígenas y afro descendientes, miembros de la comunidad LGTBI, familiares de desaparecidos, sobrevivientes de masacres, estudiantes entre otros, muchos pertenecientes al Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado, Movice, y otras organizaciones nacionales y regionales que las agrupan, así como de casos que acompaña el Colectivo de Abogados "José Alvear Restrepo" -Cajar.

 

En el documento se destaca la gran expectativa que en todos los territorios ha despertado la puesta en marcha de la Comisión de la Verdad así como el llamado que hacen las víctimas a entender la verdad en su dimensión reparadora y camino posible para lograr lo que han llamado la justicia histórica, como una forma de luchar contra la impunidad; También la exigencia de conocer los nombres de los victimarios, instituciones y Estados comprometidos en las violaciones a derechos humanos, y la importancia de contar con verdaderas garantías de participación que vayan en consonancia con el espíritu mismo del acuerdo de paz.

 

Las víctimas participantes en este proceso de formación también destacan la importancia tanto de contar con garantías reales de protección y seguridad que les permitan romper el silencio y hablar sin temor sobre lo ocurrido, como la adopción de medidas efectivas que garanticen la comparecencia de los diferentes actores vicitimizantes, no solo armados sino políticos y económicos que orquestaron y se beneficiaron del enorme proceso de violencia sufrido por gruesos sectores de la población a manos de agentes del Estado y sus instituciones.

 

Construyamos memoria para que no se pepita, este es y sigue siendo el lema de la Escuela de la Memoria y se reafirmará estos días de encuentro donde este grupo de personas valientes y resilientes demostrará que su papel en este importante proceso por el que atraviesa el país, es el de ser ciudadanos y ciudadanas activas a quienes les fueron vulnerados sus derechos, y quienes siguen exigiendo verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición, no sólo por ellos y ellas mismas sino para un país que merece vivir en paz.

 

Nota: 
1. Reflexión de un participante. Audio, segunda sesión de la EDM, sesión comisiones de la verdad en el mundo, lecciones para Colombia. Bucaramanga Junio de 2018