La paz se construye sin crímenes de Estado