Organizaciones insisten en acreditación del Alto Comisionado ONU DD.HH. en Colombia

Las 399 organizaciones nacionales, 34 internacionales y 20 personalidades firmantes expresaron al presidente de la República su preocupación por la ausencia de acreditación del nuevo Representante designado para Colombia por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos,  Alberto Brunori. El 21 de marzo el gobierno de Colombia anunció en Naciones Unidas su acreditación, sin embargo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia otorgó una acreditación temporal que únicamente le permitiría cumplir con su mandato hasta el mes de diciembre de 2018.

 

Ref.: Acreditación del nuevo Representante para Colombia de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OANCUDH)

 

Señor Presidente:

El pasado 20 de marzo de 2018, las organizaciones aquí firmantes nos dirigimos a usted para expresarle nuestra preocupación por la ausencia de acreditación por parte de su Gobierno en relación con el nuevo Representante designado para Colombia por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

 

El 21 de marzo, el Gobierno hizo pública ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra su complacencia por la designación del señor Alberto Brunori como nuevo Representante, con lo cual todos entendimos que la Cancillería había concedido en debida forma la respectiva acreditación. A pesar de lo anterior, semanas después se ha sabido que la acreditación que ha otorgado el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia al nuevo Representante es solamente temporal, y que únicamente le permitiría cumplir con su mandato hasta el mes de diciembre de 2018. Inicialmente se había concedido hasta agosto de este mismo año.

 

No parece adecuado conceder una acreditación de carácter temporal cuando el Representante del Alto Comisionado en Colombia ha sido designado con carácter permanente y el acuerdo de sede celebrado con su Oficina se extiende hasta octubre de 2019. Estas condiciones de provisionalidad no armonizan con el compromiso de permitir el funcionamiento de dicha Oficina en nuestro país, según la Declaración del Presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas adoptada con la aquiescencia del Gobierno colombiano en abril de 1996. El desarrollo fluido del mandato de la Oficina es hoy más necesario que nunca, dada la valiosa contribución que de ella se espera para la adecuada implementación del Acuerdo de paz, en particular en relación con la garantía de los derechos de las víctimas, así como de monitoreo de la situación general de derechos humanos en el país y de provisión de asistencia técnica para las diferentes instituciones del Estado y para la sociedad civil en materia de derechos humanos.

 

Por lo anterior, nos vemos precisados a insistir en nuestro llamado respetuoso pero decidido al Gobierno nacional para que sin más dilaciones conceda la acreditación completa y permanente del nuevo Representante para Colombia de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, de manera que se le garantice que pueda iniciar sus labores en nuestro país lo más pronto posible. Al igual que en la ocasión anterior, hacemos llegar copia de la presente comunicación al Secretario General de las Naciones Unidas, señor Antonio Guterres, al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, señor Zeid Ra’ad Al Hussein, y al Cuerpo Diplomático acreditado en Colombia, para su conocimiento.

 

Permítanos valernos de la ocasión para reiterarle nuestros sentimientos de consideración y aprecio.

 

Conozca aquí el radicado de la carta, las organizaciones y las personalidades firmantes en PDF