Se agudizan amenazas en contra de líderes reclamantes de tierras en el bajo Atrato

En la mañana del 14 de diciembre, se recibió información de la existencia de un plan para atentar contra la vida e integridad de miembros del Consejo Menor de Curvaradó, Fray Tuberquia y Santos Torres, así mismo en contra de los líderes Miguel Hoyos, Eustaquio Polo y la lideresa María Ligia Chaverra.  Según la fuente, el plan proviene de vario ocupantes de mala fe y sería ejecutado por la estructura neoparamilitar que ejerce presión en la zona. Este mismo día más de 20 líderes/as sociales estuvieron en Bogotá dando una rueda de prensa y exigiendo garantías de seguridad al Gobierno Nacional. Ante la grave situación, cubrieron sus rostros con máscaras para proteger su identidad. 

 

La fuente indicó que un integrante de las autodenominadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia, (AGC) fue escuchado sostener una conversación en un establecimiento público, donde se afirmaba lo siguiente: “Se está a la espera de la orden para asesinar a las y los líderes que hacen parte o tengan alguna relación con la Zona Humanitaria Las Camelias”.

 

Extrañamente, durante el transcurso del día el líder reclamante de tierras Santos Torres, miembro de la Zona Humanitaria Las Camelias  ha recibido 15 llamadas del abonado celular 3003870079, al ser esta contestada no se obtiene respuesta y al regresarla la operadora informa que el numero no se encuentra disponible.

 

Hacia la 1:30 p.m. la lideresa y propietaria de una Zona de Biodiversidad ubicada en la comunidad de Caño Manso, territorio colectivo de Curvaradó, Ledy Tuiran y su hijo de 16 años, fueron blanco de amenazas de muerte por parte de las autodenominadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia.

 

Las AGC afirmaron que la lideresa desde la figura humanitaria de protección ambiental es un impedimento para la implementación de los proyectos agroindustriales. Aseguraron que “Si no podemos con usted, seguimos con su hijo”.

 

Hace 10 minutos,  la Comisión de Justicia y Paz,  conoció que atentarían en contra de las y los habitantes de las Zonas Humanitaria y de Biodiversidad de los líderes Guillermo Díaz y Enrique Cabezas.

 

Líderes como Manuel Denis Blandón, Elkín Romaña, Romualdo Salcedo, Erasmo Sierra, Benjamín Sierra, Argemiro Bailarín, Félix Alvarado reclamantes tierras del territorio colectivo de Jiguamiandó.  Así mismo las y los líderes de Curvaradó María Ligia Chaverra, Eustaquio Polo, Eleodoro Polo, Yomaira González, James Ruíz, Enrique Petro, Enrique Cabezas, Luis Felipe Triana.  Y de Pedeguita y Mancilla Mary Hernández, Ledys Tuirán, Marlene Benítez, las AGC los han declarado como blanco militar por  sus construcciones jurídicas y políticas de Paz, en defensa de la comunidad y garantizado condiciones de arraigo dentro del territorio del bajo Atrato.

 

Estos nuevos hechos exacerban el estado de zozobra de los líderes ancestrales reclamantes de tierras, sin que existan respuestas concretas de parte del Estado que posibilite condiciones de protección efectiva para salvaguardar la vida e integridad de ellas y ellos, así como de sus núcleos familiares.

 

 

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz 

 

Chocó