Víctimas de crímenes de Estado envían carta al Papa Francisco

En el marco de la visita del Papa Francisco a Villavicencio, el Movice Meta hizo entrega de un documento a Su Santidad. Aunque no fue posible la participación de las víctimas de crímenes de Estado en el Acto de Reconciliación, el texto se hizo llegar para reiterar su voluntad de reconciliación y la necesidad de que el Gobierno colombiano pida perdón a todas las personas que ha victimizado.  

 

Las víctimas de crímenes de Estado queremos expresar nuestro más sincero saludo a su Santidad el Papa Francisco

 

En nombre de las miles de víctimas de la criminalidad de estatal, no queremos contarle nuestra triste historia, con el relato de la crueldad y sevicia con la que han perseguido, torturado y asesinado a muchos en nuestro país. Queremos hablarle de la esperanza, de la paz y la reconciliación. 

 

No nos sirve de nada sentarnos a hablar del horror que hemos vivido si la consecuencia directa no es que todos los colombianos nos demos cuenta que esto tiene que cambiar; si no empezamos a trabajar para que lo que nos pasó, no le siga sucediendo, ni le vuelva a pasar a nadie más en la historia de Colombia.

 

Estamos convencidos que la memoria y la verdad no son un ejercicio que se limita a hablar del pasado, recordar y dignificar a aquellos que han caído. Hacer memoria significa, sobre todo, comprometerse con el presente, trabajar para que eso terrible no nos siga sucediendo. Pero la memoria también habla del futuro que podemos, que DEBEMOS, que nos urge construir como país a partir de nuestro aquí y ahora.

 

Es por eso que a través suyo, queremos instar al Gobierno Nacional para que pida perdón a todas las víctimas de los crímenes de Estado, las cuales somos aproximadamente el 80% del total de las víctimas del Conflicto que vive el país. Además, para que se comprometa con la verdad, el cual es el primer paso para la reconciliación.

 

Si de algo sabemos las víctimas es de eso, de la esperanza. Y nosotras queremos la reconciliación, y estamos convencidas que la venida de Su Santidad puede significar un paso hacia este camino, solo sí el Gobierno también da ese primer paso, y empieza por hacer algo muy sencillo, y es reconocer que existimos.

 

Agradecemos las gestiones que el Papa pueda realizar en pro de una reconciliación basada en la paz y las garantías de no repetición.

 

Meta