y las agresiones continúan...