Derechos Humanos

Colombia: Amenazas de muerte de grupos paramilitares contra personas y organizaciones de movimientos de derechos humanos, sociales y sindicales

Por: FIDH (Federación Internacional de Derechos Humanos)

 

El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos, programa conjunto de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y de la FIDH, solicita su intervención urgente ante la siguiente situación en Colombia.

 

Descripción de la situación

Páginas

En la madrugada del sábado 5 de septiembre, la comunidad de Puerto Contreras en el municipio de Saravena despertó de manera abrupta como producto del operativo realizado por miembros de la policía, ejército nacional y personal de policía judicial.

En desarrollo de dicho operativo se cometieron arbitrariedades contra los pobladores, allanamientos a las casas sin orden judicial, daños materiales en sus bienes, detenciones ilegales y arbitrarias, algunos habitantes fueron sacados de sus casas encañonándolos y tirándolos al suelo.

El joven Neftalí Durán permaneció detenido durante más de 24 horas y dejado en libertad luego que el Fiscal no encontrara mérito para imputarle cargos.

Estos hechos ocurren en correspondencia a la estigmatización que existe contra los pobladores araucanos y en especial contra los que habitan los puertos frontera con la hermana República Bolivariana de Venezuela quienes han sido señalados de pueblos donde diariamente se cometen delitos y donde se auspicia a las organizaciones rebeldes; además, hace parte de la militarización de la vida cotidiana que vienen sufriendo los pobladores en los cascos urbanos y la zona rural.

La ASOCIACIÓN NACIONAL DE ZONAS DE RESERVA CAMPESINA ANZORC, proceso nacional que agrupa 76 organizaciones que impulsan Zonas de Reserva Campesina en Colombia, se permite denunciar públicamente hechos que se suman a la sistemática persecución, estigmatización y amenaza que se viene presentando en contra de líderes campesinos pertenecientes a los procesos organizativos de la ANZORC.

En esta oportunidad denunciamos los hechos en los cuales el líder campesino DAGOBERTO GIRALDO HENAO, quien el 04 de septiembre de 2015, siendo aproximadamente las 3:45 de la tarde en el casco urbano del Municipio de San Juan del Doncello en el Departamento del Caquetá habría sido detenido por parte del Ejército y Policía ubicada en la zona. DAGOBERTO fue detenido, esposado y llevado al puesto de policía para luego ser trasladado a una Fiscalía Especializada de la Unidad Antiterrorismo ubicada dentro de la Brigada XII de Florencia, donde espera ser puesto a disposición de un juez de control de garantías, quien decidirá si su captura fue legal o no.

Por decisión de la Fiscal 34 de la Unidad de Derechos Humanos y DIH, delegada ante el Tribunal Superior de Bucaramanga, un coronel de la Policía, un mayor y dos tenientes del Ejército deberán responder en juicio por la masacre del 16 de mayo de 1998 cometida en Barrancabermeja, Santander. Según el llamamiento a juicio, el grupo paramilitar Ausac fue coautor de la masacre junto con integrantes de la V Brigada del Ejército que planearon la masacre como estrategia de expulsión de las guerrillas de las Farc, el ELN y el EPL, junto con oficiales de los batallones Nueva Granada y 45 Héroes de Majagual, miembros de la Policía del Magdalena Medio y Barrancabermeja, del DAS regional, de la oficina de seguridad de Ecopetrol y comerciantes de la región.

Los llamados a juicio son el Coronel Joaquín Correa López, comandante de la Policía del Magdalena Medio de la época, el Mayor del B2 del Batallón Nueva Granada de la V Brigada, Oswaldo Prada Escobar, y los tenientes John Héctor Guzmán y Antonio Enrique Daza Camargo de las bases Termoeléctrica y Pozo 7, respectivamente.

El Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos -CPDH- denuncia ante la comunidad nacional e internacional, amenaza de muerte y seguimientos contra defensor de derechos humanos y candidato de la Unión Patriótica Edgar Montilla por parte de las autodefensas.

El defensor de derechos humanos Edgar Montilla hace parte del Equipo Jurídico del CPDH-Nariño, miembro del MOVICE y Candidato al Concejo de Pasto por la Unión Patriótica, actualmente beneficiario con un esquema de seguridad en el marco de las Medidas Cautelares otorgadas por la  Corte Interamericana de Derechos Humanos – CIDH –. Los siguientes hechos constituyen una clara amenaza contra su vida e integridad, cuyo objeto es atemorizar e intimidar sistemáticamente el ejercicio democrático y constitucional de participación política y la labor de defensa de los derechos humanos:

El pasado 3 de agosto de 2015, cuatro familias reclamantes de tierras en la vereda Los Cedros del corregimiento Belén de Bajirá, municipio de Mutatá en el Urabá Antioqueño, fueron notificadas sobre un fallo de restitución que ordenó la devolución de sus predios, los cuales estaban en manos de la empresa Todo Tiempo S.A. de la familia Moreno Ruiz, dueños de la hacienda Monteverde.

Sin embargo, en la mañana de hoy, el reclamante Manuel Oviedo, integrante de la Aosicación Tierra y Paz, denunció que los empresarios están sacando toda la madera que hay en el predio y están destruyendo viviendas y otras construcciones necesarias para el desplazamiento por el lugar.

Martha Peña, profesional del Instituto Popular de Capacitación —IPC, coordinadora del proyecto Agendas Territoriales para la Paz en Urabá y Bajo Cauca, “Lo que viene ocurriendo de manera sistemática es que pese a que un juez de la república devuelva las tierras a los legítimos dueños, no funciona la voluntad del Estado para hacer cumplir esas sentencias. El hecho de que no funcione la voluntad del Estado de por sí ya es un acto violatorio de los derechos de los campesinos y los reclamantes.”

Los enemigos del proceso de la Habana también están armados. El domingo 2 de agosto entre las 6 y 8 p. m. fueron retenidos en el sector de Travesias del municipio de Briceño campesinos que se transportaban en cuatro chivas. Al rededor de veinte hombres que se identificaron como Gaitanistas, fuertemente armados con fusiles y armas cortas vestidos comprendas de uso privativo de las fuerzas militares, uniformes y armas nuevas, uno de ellos encapuchado otro de ellos de avanzada edad quien era el que comandaba el reten ilegal; intimidaron a la población advirtiéndoles “la cosa se va a calentar, tenemos el dedo oxidado, vamos a matar a los sapos, ojo con decir que estamos por acá, no somos ni guerrilla ni paracos, no estamos con el gobierno, somos Gaitanistas, esas bobadas de Derechos Humanos se tienen que acabar”. Soltaron una a una de las chivas que tenían retenidas y ordenaron a la gente que debía decir que la carretera estaba dañada. En esta zona del municipio no había registrado presencia paramilitar con anterioridad.

Páginas

Suscribirse a RSS - Derechos Humanos