Derechos Humanos

“Solo descansaré el día que esté nuevamente al lado de mi hija”

Blanca Nubia Díaz, a sus 69 años, siente el crujir de sus huesos y el de su alma al recordar a su hija Irina del Carmen Villero, quien fue torturada, violada y posteriormente asesinada por paramilitares en la Guajira. “Ojalá nos alcance la vida” es el informe realizado por el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) que recopila diferentes historias y relatos de personas mayores víctimas del flagelo de la violencia y del rastro de crueldad que han dejado 50 años de guerra en nuestro país.

 

Dos seres queridos arrebatados por los paramilitares

La Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina ANZORC, lamenta profundamente el deplorable homicidio de Erley Monroy, dirigente de la Asociación Campesina Ambiental del Lozada – Guayabero (ASCAL-G).

 

Según la Fundación por la Defensa de los Derechos Humanos y el DIH del Centro y Oriente de Colombia (DHOC), Erley fue encontrado gravemente herido en la vereda la Siberia del municipio de San Vicente del Caguán, en cercanías al Batallón Cazadores. Posteriormente fue trasladado al hospital municipal donde falleció horas más tarde, a causa de las múltiples heridas causadas con arma de fuego.

 

Este crimen se suma a los sistemáticos ataques contra civiles que integran las organizaciones sociales en todo el país, lo que demuestra que son acciones coordinadas a nivel nacional por fuerzas oscuras y poderosas que intentan truncar las posibilidades de paz del pueblo colombiano.

 

Al mismo tiempo, queremos denunciar los constantes señalamientos sin pruebas realizados en medios masivos de comunicación contra ASCAL-G y sus integrantes, lo que pone en riesgo sus vidas al calumniarlos vinculándolos con organizaciones armadas ilegales.

 

La contundente, pacífica y creativa movilización, expresada en campos y ciudades, en calles y plazas, dentro y fuera de Colombia, en columnas de opinión, en redes sociales y en conversaciones ciudadanas le dio un nuevo aire a la negociación de paz, y le anunció al país que un Nuevo Acuerdo y su legitimación e implementación pasa necesariamente por la ciudadanía.

Esa movilización comenzó por reconocer que el Acuerdo Final alcanzado en La Habana entre el gobierno y las FARC-EP, después de 6 años de trabajo y de la intervención de múltiples actores, además de recoger la voluntad de las partes, contiene los elementos esenciales que el país requiere para la construcción de una paz sostenible y duradera.

 

Sin embargo, la imposibilidad de implementar el Acuerdo Final, debido al triunfo del no el pasado 2 de octubre ha generado una crisis política, abordada con sensatez y responsabilidad por las partes, que requiere de las mismas suficiente apertura para la búsqueda de un acuerdo que se convierta en una oportunidad para avanzar en la búsqueda de la paz.

 

Octubre 27 de 2016 San Martín- Cesar.  La Unión Sindical Obrera, la Comisión de Interlocución del Sur de Bolívar, Centro y Sur del Cesar y la Comisión de Derechos Humanos del Congreso de los Pueblos denunciamos y ponemos en conocimiento de las autoridades competentes y de la opinión pública nacional e internacional, que en el marco del Paro Cívico municipal de 48 horas convocado ampliamente por la población de San Martín,  miembros del Escuadrón Antidisturbios-ESMAD de la Policía Nacional y hombres armados de civil generaron los siguientes hechos que atentan contra derechos fundamentales de la población.  

 

DENUNCIAMOS:

 

Comunicado del grupo de Mujeres Caminando por la Verdad

 

14 de octubre de 2016

 

Nuevamente, las víctimas de la Comuna Trece nos reunimos para hacer memoria del dolor sufrido hace 14 años. Estamos aquí las MUJERES CAMINANDO POR LA VERDAD, haciendo memoria de nuestras víctimas asesinadas y desaparecidas, clamando nuevamente para que haya verdad, justicia, reparación integral y garantías de no repetición. Con dignidad seguimos luchando pese al dolor, a la indiferencia, al incumplimiento y al poco compromiso de la institucionalidad con nuestros derechos.

 

La Organización para el Desarrollo Urbano y Campesino - ORDEURCA - denuncia ante la comunidad nacional e internacional el asesinato de nuestro compañero Yimer Chávez Rivera, lider campesino de nuestra organización.

 

 

Hechos

El domingo 16 de octubre, alrededor de las 2:00 pm, Yimer Chavéz Rivera salió con su esposa en moto de su casa en la vereda Frontino Baja, municipio de La Sierra. Yimer fue abordado cerca de su casa y asesinado
con tres impactos de bala por dos hombres encapuchados. La esposa de Yimer, Noira Castillo, resultó herida en el hecho y fue remitida a un centro asistencial en la ciudad de Popayán.

 

Yimer Chavéz Rivera tenía 31 años y deja una hija de tres años. Era responsable de la Guardia Campesina y Popular en la vereda Frontino en el municipio de La Sierra y era un inalcanzable defensor de derechos humanos, constructor de paz y trabajador de la tierra.

 

 

Contexto

Bogotá, 30 de septiembre de 2016.-  Humanidad Vigente Corporación Jurídica, organización defensora de Derechos Humanos, acompañante de la Asociación de Mujeres Desplazadas del Meta (ASOMUDEM) emite la presente Alerta Temprana para que de manera urgente las autoridades locales, municipales, departamentales y nacionales, tomen medidas efectivas frente a las reiteradas amenazas que han recibido líderes de la organización de víctimas ASOMUDEM, y que el día de hoy 30 de septiembre de 2016 se repitieron de manera más agresiva.

 

 

HECHOS RECIENTES:

 

El día de hoy 30 de septiembre, cuando la representante legal de ASOMUDEM llegó a la oficina ubicada en el municipio de Villavicencio, encontró que habían dejado por debajo de la puerta un sobre de manila en cuyo interior se encontraba una hoja con letras de recorte de prensa pegadas, la cual contiene la siguiente amenaza: "Sigan reclamando tierras guerrilleros hp sapos Cecilia y Juan Carlos tiene los días contados atm auc gaitanista bloque meta"

 

 

ANTECEDENTES:

 

Páginas

Suscribirse a RSS - Derechos Humanos