Fuerza pública para la PAZ

PRESENTACIÓN

SI A LA JUSTICIA, NO AL FUERO PENAL MILITAR

Como es históricamente conocido, la fuerza pública colombiana se ha visto involucrada en miles de hechos que se configuran como graves violaciones a los derechos humanos contra la población civil: homicidios (masacres y falsos positivos), desaparición forzada, violencia sexual, interceptaciones ilegales, entre muchos otros delitos.

En la actualidad cursan varios proyectos de ley en el Congreso de la República que pretenden que sea la justicia penal militar la que se encargue de juzgar los hechos delictivos o presuntamente delictivos de los miembros de la fuerza pública contra la población civil. Los procesos contra ellos llevados por esta jurisdicción han quedado casi en su totalidad en la más absoluta IMPUNIDAD, sin mencionar los efectos negativos que tendría hacia el futuro, ya que se les estaría dando con estos proyectos carta abierta para actuar sin tener en consideración los más mínimos estándares  para la protección de la población civil, como ya lo han observado diferentes instancias nacionales e internacionales.

Este sitio web presenta las actuales iniciativas legislativas que se encuentran cursando en el Congreso, haciéndo énfasis en los aspectos más preocupantes de las mismas. Además, se presentan los mitos más comunes que suelen argumentar quienes propician estas reformas para la impunidad y también se publican diferentes expresiones de opinión surgidas desde la sociedad en relación con este tema.

Es necesario que desde la sociedad colombiana se realicen acciones tendientes no solo a frenar las iniciativas legislativas que pretenden cubrir con un manto de impunidad a quienes se beneficiaron de estos hechos, sino a pensarse de una forma muy seria qué tipo de fuerza pública necesita Colombia para alcanzar la paz.

Así que si te quieres informar al respecto, este blog es lo que necesitas.

Bienvenid@s!!  Ir al Blog

Actualmente no hay contenido clasificado con este término.

Suscribirse a RSS - Fuerza pública para la PAZ