El 3 de enero de 1991, en horas de la noche, ALVARO MORENO MORENO, fue desaparecido y asesinado por agentes de la Policía Nacional en el barrio Kennedy de la cuidad de Bogotá, luego de ser detenido sindicado de haber participado en un atentado contra el CAI de Los Libertadores en el que perdió la vida un agente de policía. Según informes de la procuraduría Álvaro llevaba estopines, cartuchos y un arma a la hora de ser detenido. Álvaro era estudiante de ingeniería industrial, líder estudiantil y defensor de Derechos Humanos en la Universidad Autónoma de Colombia. Según los familiares, estos recibieron la llamada de una mujer a las 8:30 pm del 3 de enero, en la que se informaba que Álvaro había sido detenido y trasladado a las instalaciones de la estación de San Cristóbal y de allí llevado a la SIJIN, lugar en el cual se perdió rastro de este hecho. El 1 de febrero les fue informado el hallazgo de un NN en la población de Zipaquirá (Cundinamarca) el 4 de enero en lugares cercanos al parque Jaime Duque. Las pertenencias halladas y el cadáver correspondían a las descripciones de Álvaro. En el informe presentado por la policía se afirmaba que el cadáver había sido trasladado a la morgue de la población de Tocancipá (Cundinamarca) y que de allí había sido sustraído para aparecer días después en un lugar cercano a la represa del Sisga Según el acta de defunción, el cadáver presentaba cinco impactos de bala en la cabeza (en la cara, en la frente, sien, pómulo y cerca de la boca) y otro en la mano. Además, uno de los participantes del primer levantamiento afirmó que Álvaro aparecía con una bolsa negra en la cabeza. Según la versión de un familiar en el levantamiento fue hallado un mechón de pelo en su mano, al igual que su reloj, objetos que se encontraban en poder del juez de Zipaquirá. En el informe del segundo levantamiento, cuya fecha no se precisa, fue registrado como NN. En éste se afirma que el cadáver tenía la cabeza partida, el cráneo desmembrado, solo aparecía la quijada y presentaba una quemadura en el pecho que al parecer fue realizada con una plancha, además de ser trasladado al cementerio de Chocontá (Cundinamarca). Por este hecho el Estado, el Ministerio de Defensa y la Policía Nacional fueron hallados responsables, además de ser condenados a reparar a la familia de la víctima.

Proyecto Colombia Nunca Más. Todos los derechos reservados © 2013 Medellín-Colombia.

Diseño y Programación: Interservicios s.a.s.

Memoria de Crímenes de Lesa Humanidad.

Este sitio utiliza Joomla! ** Mounted by ** M.S. .

Han auspiciado:
dyp     eu.jpg     kairos.jpg