Derechos HumanosUncategorized

Campesino resulta herido por artefacto explosivo abandonado por el Ejército

En el departamento de Cauca, municipio de Corinto, el viernes 19 de febrero de 2016. Específicamente en la vereda La Cominera, finca La Huecada, en una zona de amplia presencia militar del Ejército Nacional del Batallón de Infantería No. 8 “Batalla de Pichincha”, cerca de las 8:00 de la mañana, el campesino Alfredo Soto Huella se encontraba ahoyando (haciendo huecos) para sembrar cuando golpeó un artefacto explosivo que le causó heridas en la extremidad inferior derecha y le dejó esquirlas en abdomen y pecho.

El campesino fue trasladado al Hospital Municipal “Harold Eder” de Corinto y por la gravedad de las heridas va a ser remitido a la Clínica Valle de Lili en la ciudad de Santiago de Cali.

Al ser cerca de las 10:00 de la mañana un grupo de 10 personas (6 con uniformes de la Policía y 4 vestidos de civil, todos armados) llegó al centro hospitalario, se identificaron como agentes de policía y procedieron a interrogar a los acompañantes del campesino herido. Durante la acción irregular los presuntos agentes de policía tomaron los datos personales de los acompañantes y de forma tendenciosa indagaron si el campesino había sido herido en combate. Ante tal circunstancia los acompañantes y defensores de derechos humanos se quejaron por el procedimiento irregular y los señalamientos y solicitaron que los individuos se retiraran del lugar.

Campesinos de la zona aseguraron que el 24 de diciembre de 2015 un grupo de militares estuvo asentado en la finca en donde ocurrieron los hechos. Igualmente que en el lugar hay presencia constantemente de patrullas de militares que frecuentan la zona después de las 9:00 de la noche. Y que aproximadamente a un kilómetro de distancia del lugar de los hechos se encuentra ubicada una base militar en la Vereda La Cominera.

Frente a la actual situación de zozobra y temor fundado sobre los pobladores de la vereda La Cominera en el municipio de Corinto, es de señalar que Alfredo Soto Huella en la actualidad es integrante de la Asociación pro Constitución de Zonas de Reserva Campesina del municipio de Corinto Asprozonac filial de Fensuagro-CUT, perteneciente al Proceso de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano y del Movimiento Político y Social Marcha Patriótica en el departamento de Cauca.

Por todo lo anterior se responsabiliza al Estado colombiano en cabeza de Juan Manuel Santos Calderón, a la Gobernación de Cauca en cabeza de Oscar Campo Hurtado, al Brigadier General Luis Fernando Rojas Espinoza comandante de la III División del Ejército Nacional y al Coronel Edgar Orlando Rodriguez Castrillón Comandante del Departamento de Policía Cauca, por las violaciones al Derecho Internacional de los Derechos Humanos (DIDH) e infracciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH) ocurridos en la zona de operaciones de las unidades militares y policiales que dirigen.

Se exige igualmente el inmediato cumplimiento de las reiteradas recomendaciones que sobre el respeto y acatamiento del Derecho Internacional de los Derechos Humanos ha formulado la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, la comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA y demás organismos internacionales. Que se adelanten las medidas necesarias para lograr garantizar los derechos a la vida, la seguridad personal, la integridad física y psicológica, la intimidad personal, familiar y de su hogar, a la libre movilidad y al trabajo de Alfredo Soto Huella y los habitantes de las veredas Las Guacas y Cominera del municipio de Corinto que se están viendo afectados por la acción arbitraria de fuerzas armadas regulares en áreas de operaciones militares y policiales del Estado colombiano y desarrollar las acciones legales necesarias para determinar las responsabilidades colectivas e individuales por las violaciones al Derecho Internacional de los Derechos Humanos (DIDH) e infracciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH) consagrados en los hechos de esta denuncia.

Fuente: Agencia Prensa Rural