ActualidadAtlánticoCapítulosContra la desaparición forzadaEstrategiasNoticias

Desaparecidos del Caribe: Una lucha permanente hasta encontrarlos

Víctimas, familiares de desaparecidos, y el Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice) capítulo Atlántico, proponen la creación y constitución de una Mesa de Trabajo de desapariciones forzadas en el departamento.

En el encuentro conmemorativo por las Víctimas de Desaparición Forzada llevado a cabo el viernes 30 de agosto en la Casa de la Memoria de Barranquilla, se reafirmaron los derechos y la dignidad de las víctimas y familiares de este delito, quienes buscan hacer un llamado de atención al Estado y educar a la ciudadanía acerca de las vidas perdidas y los paraderos ocultos de los desaparecidos, exigiendo garantías de justicia y conocer la verdad de los hechos.

La Unidad para las Víctimas, la Defensoría del Pueblo, las alcaldías de Barranquilla y Soledad, la Unidad de Búsqueda de Personas, la Comisión de la Verdad y la organización Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice), lideraron este espacio al cual las víctimas denominaron “Desaparecidos: Una lucha permanente hasta encontrarlos”.

Durante el encuentro, las víctimas presentaron a las instituciones la propuesta de crear una Mesa de trabajo de Desapariciones forzadas en el departamento de Atlántico que, desde lo territorial, les permita hacer seguimiento a la realidad de las desapariciones forzadas y la respuesta institucional del Estado, con miras a incidir favorablemente en la búsqueda eficaz de las personas desaparecidas, y en el logro de la verdad y la lucha contra la impunidad.

“Esta mesa de articulación y de trabajo estaría conformada por organizaciones de víctimas, redes y plataformas defensoras de los derechos humanos, y sería un espacio liderado por la sociedad civil, principalmente por Movice, quienes trabajaremos y exigiremos el acompañamiento de las autoridades públicas competentes, para lograr la articulación y coordinación de acciones en materia de prevención, asistencia y atención de las víctimas, así como de sus familiares”, explicó Rosario Montoya, víctima y representante del Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice).

“Su dinámica será departamental, promoviendo una acción articulada con los municipios más afectados por este delito de lesa humanidad”, agregó Montoya.

Por su parte, Alfredo Palencia, Director Territorial de la Unidad para las Víctimas en Atlántico, habló que “hay un gran reto humanitario que las instituciones deben enfrentar porque es uno de los hechos victimizantes que se le considera de lesa humanidad y que tiene unas repercusiones muy por encima de otros hechos victimizantes, por eso hoy acompañamos a las víctimas en su dolor, pero desde los Comités Territoriales de Justicia Transicional, apoyaremos esta propuesta de Mesa de Trabajo e instaremos a las autoridades competentes para su participación, acompañamiento y compromiso institucional”.

Según el Registro único de Víctimas, existen en Colombia 183.976 víctimas directas e indirectas registradas por Desaparición Forzada. En Atlántico, declararon este hecho 3.229 personas, de las cuales 1.249 casos ocurrieron en el departamento.

Sobre los perpetradores, sabemos que los grupos paramilitares fueron responsables del 46,1% de los casos registrados entre 1970 y el 2015 (un total de 13.562); las guerrillas, del 19,9% (5.849); los grupos posdesmovilización, del 8,8% (2.598) y los agentes del Estado, del 8% (2.368). Conocemos que este fenómeno se ha presentado en 1.010 municipios de los 1.115 del país, y que las regiones más afectadas son el Magdalena Medio, el oriente Antioqueño y el Valle de Aburrá.

La Unidad para las Víctimas mediante el acompañamiento psicosocial, apoya a los familiares de desaparición forzada y homicidio en los procesos de documentación, recolección de muestras para la identificación genética, de localización y recuperación y, el entierro final o entrega digna de los cadáveres.

Una de las labores más importantes en las que ha apoyado la entidad es el acompañamiento psicosocial, garantizando la participación de los familiares de víctimas de desaparición forzada y homicidio, en la entrega digna de cadáveres, en la cual se han atendido 1.879 casos en todo el país, de 2014 a 2019.

Como parte de las medidas de satisfacción, la Unidad creó un equipo de profesionales para el Acompañamiento psicosocial a los familiares de Víctimas de Desaparición Forzada, en los Procesos de Búsqueda y Entrega de Cadáveres. Este equipo se encarga de acompañar a los familiares durante las diferentes etapas de la Búsqueda de sus seres queridos hasta llegar a la Entrega Digna, así como en la construcción e incorporación de las directrices del enfoque psicosocial y de acción sin daño a nivel interinstitucional, buscando garantizar que las acciones adelantadas por el Estado en este contexto tengan un efecto reparador.