Comunicados

El MOVICE

Comunica a la opinión pública nacional e internacional que:

Ante la comunicación conocida públicamente el pasado 17 de marzo del 2009, dirigida por el paramilitar Salvatore Mancuso a la Senadora Piedad Córdoba, respaldamos la decisión de la senadora de dar respuesta a la misma, luego de consultar y escuchar a las víctimas de los crímenes del paramilitarismo.

 

El MOVICE saluda la disposición de la Senadora Piedad Córdoba de trasladarse a diversas regiones del país para escuchar la posición de las víctimas respecto a la misiva del comandante paramilitar, comprendiendo los derechos a la verdad y a la reparación integral desde las víctimas y acogiendo las consideraciones éticas de lo que implica un diálogo de estos jefes paramilitares.

Ella ha sido también víctima del paramilitarismo, secuestrada, ultrajada y amenazada, por ello logra comprender que cualquier decisión en torno al diálogo propuesto por Mancuso, es y debe ser para la plena verdad y el allanamiento de un camino de justicia y cese de la impunidad.

Creemos que la verdad es un derecho al que no se puede renunciar, ni por las víctimas ni por la sociedad colombiana. Cualquier diálogo con responsables de crímenes de lesa humanidad debe apuntar a que exista un serio esclarecimiento de estos crímenes, la identificación plena de los responsables de los mismos, de quienes se han ocultado detrás del paramilitarismo, así como de quiénes se han beneficiado. De esta manera poder determinar quiénes deben reparar y de qué manera debe darse la reparación integral.

Hasta que sea posible la justicia, se debe mantener la censura ética y moral de las víctimas de la mano de la actividad procesal crítica, como caminos en los que se agencien condiciones para que nuestras demandas de justicia sean satisfechas.

El Gobierno colombiano actuó con falsedad al extraditar a los jefes paramilitares. No sólo mintió al asegurar que iba a existir verdad, justicia y reparación integral con las extradiciones, sino que imposibilitó que las actividades procesales tendientes a develar las entrañas del paramilitarismo y sus beneficiarios quedaran inconclusas.

La preocupación expresada por nuestro Movimiento en acciones públicas de censura y tutelas, es ya una realidad nefasta. Con las extradiciones se están ocultando y silenciando verdades, verdades que afectan a los círculos de poder del país y de sectores de empresas privadas y multinacionales.

Desde ese miedo a la verdad expresado en la extradición de los jefes paramilitares, hoy comprendemos la amenaza a las familias de los extraditados como otra táctica de silenciamiento por parte de quienes se ocultan y benefician en las nuevas formas paramilitarismo, impunidad, contrarreforma agraria e inversiones privadas, entre otras, el lavado de activos.

Reiteramos que la posibilidad que se abre hoy con esta comunicación escrita por Mancuso, debe ser mirada desde el prisma del derecho a la Verdad, justicia y Reparación Integral, como hemos exigido desde el Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado.

Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado

24 de Marzo del 2009