AtlánticoDenuncias PúblicasUncategorized

En la región Caribe continúan amenazas, atentados, desplazamientos y persecución contra líderes que trabajan por la paz con justicia social

La responsabilidad de las autoridades en garantizar a cada ciudadano sus derechos

Las organizaciones sociales y políticas alternativas, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), asociaciones campesinas, procesos comunales, estudiantiles, de mujeres, organizaciones de víctimas y defensores y defensores de derechos humanos denunciamos las constantes amenazas de muerte, seguimientos, hostigamientos, atentados y montajes de los que han sido víctimas nuestros dirigentes, activistas y bases por parte de grupos bandas paramilitares y delincuenciales, ante lo que las autoridades distritales y departamentales guardan silencio cómplice y el comandante de policía insiste en negar estos hechos, mientras los grupos y bandas siguen actuando como quieren. 

La responsabilidad de las autoridades en garantizar a cada ciudadano sus derechos y lo que aquí suceda es responsabilidad de la doctora Elsa Noguera, Alcaldesa del Distrito de Baranquilla, y el doctor José Antonio Segebre, Gobernador del Atlántico.

HECHOS:

1. El domingo 11 de enero de 2015 fue encontrado en las viviendas y lugares de trabajo social de los dirigentes de organizaciones de derechos humanos y paz del Departamento del Atlántico y la región Caribe un panfleto que los declara objetivo militar, los llama a irse del país o esconderse y les dice que no se les da más plaza y anuncia que “por eso volvemos a la costa para pararlos”.

EXIGIMOS

1. De las autoridades civiles y militares, reconocer la legítima labor de los defensores y defensoras de derechos humanos en la Región Caribe y rechazar categóricamente las amenazas en mención e impartir instrucciones para neutralizar cualquier acción que coloque en riesgo la integridad física y la vida de estos dirigentes.
2. De los entes de investigación, como la Fiscalía, adelantar y entregar resultados en la individualización y judicialización de los responsables de tales amenazas.
3. De las organizaciones internacionales, hacer seguimiento de estos casos y de las instituciones internacionales, como la ONU, solicitar a las autoridades la atención debida a la grave situación de las y los defensores en el Departamento del Atlántico.

Llamamos a la denuncia de estos hechos, a la solidaridad, la unidad y la movilización social por nuestros derechos en la Región Caribe.

FIRMAN:

Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado, Movice Capítulo Atlántico, Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Frente Amplio por la Paz, la Democracia y la Justicia Social, Congreso de los Pueblos, Marcha Patriótica; Comité e Solidaridad con los Presos Políticos, Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (CPDH), Coordinación Colombia, Europa, Estados Unidos, Presidencia del Comité de Derechos Humanos de la Universidad del Atlántico, Vicerrectoría de Bienestar de la Universidad del Atlántico, Iglesia Presbiteriana, Red de Mujeres, Corporación para la Educación y la Autogestión Ciudadana (CEAC), Polo Democrático Alternativo, Partido Comunista, Fundemocracia, Sintraunicol y Aspu.