Uncategorized

Acto simbólico del MOVICE para exigir respuesta del Alto Gobierno frente al asesinato de Rogelio

Con miras a manifestar públicamente nuestro dolor e indignación respecto al asesinato de nuestro compañero y amigo, Rogelio Martínez, nos encontramos el 21 de mayo en las afueras del Ministerio de Agricultura, el MOVICE y varias organizaciones de derechos humanos, para exigirle a las autoridades gubernamentales respuesta y vías concretas de investigación, que diluciden y esclarezcan el crimen sucedido en contra de Rogelio.

ImageCon dolor y honda preocupación nos concentramos en las afueras de esta entidad pública para rememorar y censurar públicamente el asesinato de Rogelio, pero además para exigirle al Alto Gobierno garantías serias que permitan el ejercicio de la labor de defensa de los derechos humanos en Sucre y otras regiones del país.

En horas de la mañana, representantes de 20 organizaciones y plataformas de derechos humanos entramos a las instalaciones del Ministerio, con miras de exigir la presencia del ministro del Interior, Fabio Valencia Cossio. Aproximadamente a las 10:00 de la mañana, el ministro Cossio arribó a las instalaciones del Ministerio donde se encontraba la delegación de las organizaciones.

Allí, las organizaciones presentes cuestionaron la garantía y protección para las personas que defienden los derechos humanos en las regiones, caso de Sucre, en donde la permanencia y control por parte del paramilitarismo, ha desembocado en graves crímenes. Así mismo, el ministro Cossio se comprometió a poner en el ámbito de la opinión pública un comunicado donde dejarán evidentes los hechos sucedidos.

Entretanto, integrantes del MOVICE y otras organizaciones de derechos humanos, nos concentramos en las afueras del ministerio e hicimos actos simbólicos de recordación, que incluyeron las fotos de Rogelio, las cuales dejamos pegadas en las paredes del Ministerio. También dibujamos una bicicleta, en base al molde que nos dejó el artista plástico Fernando Traverso, quien ha querido simbolizar con ella, los desaparecidos que dejaron miles de bicicletas abandonadas en pleno auge de la dictadura de Argentina.

Con pancartas, fotos de Rogelio y los objetos personales de Rogelio, dejamos constancia de su vida y trabajo con la tierra, con los campesinos y las víctimas del paramilitarismo en la región de San Onofre, Sucre. Rogelio permanecerá en nuestra memoria y nos claudicaremos en demandar el esclarecimiento de su crimen, exigiéndole al Estado dejar explícita su responsabilidad y haciendo solícitas las garantías para el ejercicio de defensa de los derechos humanos en el país.