Derechos HumanosUncategorized

FLIP rechaza la imputación por el delito de injuria contra el periodista Juan Esteban Mejía

 

El 16 de junio, a las 9 de la mañana, la Fiscalía 197 local de Bogotá citó a audiencia de imputación al periodista Juan Esteban Mejía por el delito de injuria.

La denuncia tendría como fundamento el artículo publicado por el periodista Mejía en 2011, en el cuál revelaba las malas prácticas de Carlos Ramos Corena, quien estaba ejerciendo como cirujano plástico en la ciudad de Medellín y en cuya clínica habían fallecido algunas pacientes como consecuencia de los procedimientos médicos. Actualmente, el médico es investigado por homicidio en Puerto Rico.

La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) recuerda que de acuerdo a los estándares fijados por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, se “ha considerado de interés público aquellas opiniones o informaciones sobre asuntos en los cuales la sociedad tiene un legítimo interés de mantenerse informada, de conocer lo que incide sobre el funcionamiento del Estado, o afecta derechos o intereses generales o le acarrea consecuencias importantes (…) es posible que determinada información sobre personas particulares u organizaciones privadas sea calificada como información de interés público (…)”.

El caso sobre el cuál realizó la nota el periodista Juan Esteban Mejía, si bien se refería a un particular, versaba sobre un tema de gran interés púbico, ya que existían serios cuestionamientos sobre la autenticidad de la tarjeta profesional de Ramos.

La FLIP recuerda que el uso de los recursos judiciales que buscan silenciar a la prensa, como ocurre en este caso, constituye en una forma de censura porque el objetivo no es la obtención de una sentencia, sino que la prensa deje de hacer cuestionamientos sobre un determinado asunto. La FLIP en reiteradas oportunidades ha llamado la atención sobre el aumento de denuncias penales contra periodistas y ha solicitado que este tipo de casos sean estudiados cuidadosamente a la luz de los estándares de libertad de expresión.

Además, la FLIP llama la atención de la Fiscalía y ve con preocupación las actuaciones del ente acusador que en el último mes han puesto en riesgo la libertad de expresión. El 22 de mayo la Fiscalía citó a declaración a la periodista María Isabel Rueda, posteriormente, el 1 de junio, el agresor de Jineth Bedoya fue dejado en libertad y tras reconocer el error, la misma Fiscalía reversó la decisión; y finalmente, la imputación contra Juan Esteban Mejía.

Por último, espera que el caso de Mejía se lleve a cabo cumpliendo las leyes y respetando la libertad de expresión.