ActualidadNoticias

Fueron condenados los militares responsables de la ejecución extrajudicial de José Orlando Giraldo Barrera

El 5 de agosto de 2019 el Tribunal Superior de Cali condenó a los siete militares responsables del asesinato de José Orlando Giraldo Barrera que habían sido absueltos en el 2018.

En el año 2006 fue asesinado José Orlando Giraldo Barrera por militares del Batallón de Alta Montaña Nº 3 Rodrigo Lloreda Caicedo, en la finca Gualanday, en Golondrinas, un corregimiento en el norte de Cali. Posteriormente lo presentaron como guerrillero muerto en combate.

Gracias al trabajo del Comité de Solidaridad con los Presos Políticos que lleva el caso, el 5 de agosto de 2019 el Tribunal Superior de Cali revocó el fallo del Juzgado 13 penal del Circuito de Cali, que absolvió en mayo del año pasado a los militares responsables y, en consecuencia, condenó a los procesados a 34 años de prisión.

Los condenados son Manuel Arturo Pabón Jaimes, los suboficiales Carlos Enrique Martín Díaz, Fidel Angarita y Luis Francisco Galvis Sepúlveda y los soldados profesionales Cristián Daniel Delgado Quasquer y John Jairo Quijano Sánchez. 

Al respecto, Martha Giraldo, hija de José Orlando e integrante del Movice, dice que la sentencia es muy importante para ella y su familia dado que “establece la verdad sobre los hechos. Esclarece que no se trataba de un guerrillero sino de un campesino que era inocente, además del hecho de que estaba desprotegido cuando los militares lo asesinaron. Algo muy importante es que en esta sentencia el asesinato se cataloga dentro de una ejecución extrajudicial, de las pocas a nivel nacional”.

De acuerdo con la sentencia condenatoria, los militares «son coautores penalmente responsables de los delitos de homicidio agravado en concurso heterogéneo con ocultamiento, alteración, o destrucción de elemento material probatorio».

Asimismo, los condenados deberán pagar una multa de 200 salarios mínimos legales vigentes y fueron inhabilitados para el ejercicio de derechos y funciones públicas por el mismo lapso de la pena principal.