ActualidadCapítulosContra la desaparición forzadaEstrategiasNoticiasSucre

Inician acciones para reconstruir el monumento de memoria de San Onofre que había sido destruido por paramilitares

En el año 2008 fue destruido un monumento que víctimas del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado -Movice Capítulo Sucre habían instalado a las afueras de la Finca El Palmar por la memoria de sus familiares desaparecidos/as. Hoy, 13 años después, inician acciones para su reconstrucción.

Gracias a la lucha por la memoria y la verdad de las víctimas de desaparición forzada del municipio de San Onofre, la Jurisdicción Especial para la Paz -JEP ordenó, en el marco de la solicitud de medias cautelares del Movice, que la alcaldía local del municipio reconstruya, junto con las víctimas y el Movice, el monumento de la Finca El Palmar que años atrás habría sido destruido por paramilitares que operaban en la zona del Golfo de Morrosquillo.

Después de varios inconvenientes ocasionados por la pandemia del Covid -19, este viernes, 12 de febrero, un grupo de víctimas de desaparición forzada, representantes del Movice y delegados/as de la alcaldía visitaron la finca El Palmar para dar viabilidad a esta orden emitida por la JEP durante la audiencia que se realizó en noviembre de 2019 para proteger cuatro lugares del municipio donde, según el Movice, podrían encontrarse cuerpos de personas dadas por desaparecidas.

El auto emitido por la JEP resuelve: 

PRIMERO.- ORDENAR a la Alcaldía Municipal de San Onofre y a la Gobernación de Sucre, que en el marco de sus funciones y de la normatividad vigente y en el término de cinco (5) días hábiles, contados a partir de su notificación, realicen las gestiones pertinentes a efecto de que en la programación del presupuesto que tendrá lugar en la siguiente vigencia fiscal proyecten los recursos necesarios para efectuar la reconstrucción del monumento de memoria, bien sea con las especificaciones originales o con las modificaciones que propongan las víctimas peticionarias, el cual será ubicado en la entrada de la Finca el Palmar del municipio de San Onofre, lugar del monumento originalmente dispuesto.

Una vez asegurados los recursos, la Alcaldía tendrá tres (3) meses para la reconstrucción del monumento y deberá garantizar acorde con los lineamientos y responsabilidades establecidas por el Consejo Nacional de Patrimonio del Ministerio de Cultura, su manejo, salvaguardia, protección, conservación, sostenibilidad y divulgación. Su construcción debe suceder acorde con lo establecido en el artículo 139 (medidas de satisfacción) de la ley 1448 de 2011, según el cual la construcción de monumentos públicos en perspectiva de reparación y reconciliación deberá contar con la participación de las víctimas de acuerdo con los mecanismos de participación previstos en la Constitución y la ley, así como el principio de enfoque diferencial establecido en el artículo 13.

SEGUNDO. – ORDENAR a la Alcaldía Municipal de San Onofre que en el plazo de seis (6) meses realice un estudio técnico para la construcción de un lugar para la memoria en el Municipio de San Onofre como medida de protección y reivindicación de las víctimas y su memoria, consultando a las víctimas acreditadas por hechos victimizantes asociadas a la desaparición forzada en el municipio de San Onofre y a la Red colombiana de lugares de memoria (RCLM). El estudio técnico debe ser dialógico, participativo y asegurar en su ejecución la protección y preservación de éste como un lugar de memoria antes, durante y una vez reconstruido.

En ese sentido, según ordena la entidad, la administración municipal deberá adelantar las diligencias necesarias para que con base en dicho estudio técnico la Gobernación de Sucre y la Nación concurran subsidiariamente a la construcción de un lugar para la memoria.

Esta acción restaurativa pretende resignificar el lugar en el que posiblemente fueron desaparecidos los cuerpos de algunas víctimas, pero a la vez insistir en la importancia de no olvidar lo sucedido en San Onofre y, en general, en el departamento de Sucre.

Las víctimas esperan que la JEP continúe avanzando en la búsqueda de la verdad, la memoria y la justicia y, por supuesto, que puedan ser protegidos estos lugares para por fin dar cabida a la entrega digna de sus familiares desaparecidos/as.