Denuncias Públicas

MOVICE rechaza las recientes amenazas de los «Rastrojos» y “Águilas Negras”

El Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (MOVICE) se suma al rechazo generado a partir de las recientes amenazas proferidas por los grupos paramilitares «Los Rastrojos» y “Águilas Negras y en los que se amenazan de muerte a más de cincuenta personas y organizaciones defensoras de derechos humanos.

El panfleto firmado por los Rastrojos sentencia que «no nos hacemos responsables por lo que pueda pasarle a los líderes de estas organizaciones, sus directivas y sus colaboradores ya que empezamos a exterminar a cada uno de ellos sin piedad no permitiremos que dañen la política de nuestro presidente haciendo exigencias sobre la ley de víctimas y tierras será declarado objetivo militar por más protegido que se encuentre.»

Este panfleto nombra a organizaciones de víctimas (el MOVICE), indígenas, afrocolombianos, y, principalmente, de mujeres. Las personas nombradas incluyen a integrantes y organizaciones del Comité de Impulso del MOVICE: el congresista Iván Cepeda y a  Ana Jimena Bautista, parte de su equipo de trabajo, así como al Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, CAJAR.

Además, el documento nombra a Fundepaz, organización que hace parte del capítulo Nariño del MOVICE, en un contexto regional caracterizado por constantes hostigamientos a varios de sus integrantes. Durante la última semana hubo dos seguimientos y un intento de robo de información (ver denuncia abajo).

Por otro lado, la amenaza firmada por las «Águilas Negras» promete «eliminar» al movimiento Marcha Patriótica. Entre las organizaciones nombradas, están tres que hacen parte del comité nacional de impulso del MOVICE: Andas, la Coordinación Nacional de Desplazados (CND) y el sindicato agrario Fensuagro.

La amenaza declara como «objetivo militar» a las personas «que participan en todas las marchas en contra del estado legalmente constituido y que entorpecen el accionar de nuestras gloriosas instituciones militares y de policía entrometiéndose sublevando las comunidades para que reclamen sus supuestos derechos, reclamen tierras y demás supuestos beneficios disque por ser desplazados o víctimas del estado, abusando de la enorme voluntad de nuestro presidente Santos, y que se oponen al muy merecido fuero militar de nuestros héroes de la patria.»

Todo lo anterior ocurre en un contexto de persecución sistemática contra los integrantes del MOVICE a nivel nacional. En el departamento de Sucre, en el transcurso de las últimas dos semanas, cuatro integrantes del MOVICE recibieron una supuesta invitación a utilizar los servicios de una funeraria, y otra persona se escapó de un posible intento de asesinato.

El MOVICE le exige al Estado colombiano la investigación de las amenazas por parte de estos grupos paramilitares en contra de las organizaciones nombradas, así como las relacionadas con agresiones en contra de los integrantes del capítulo Nariño y Sucre.

Asimismo, exige medidas efectivas de protección a las personas y organizaciones nombradas en los panfletos, con miras a garantizar la protección integral que requieren las víctimas y las organizaciones sociales.

Reiteramos que no se puede hablar del momento de las víctimas, haciendo propia la demagogia oficial en torno a la supuesta desmovilización de las estructuras paramilitares, en un escenario de reingeniería, crecimiento y reconfiguración de sus estructuras; se requiere, por el contrario, el desmonte efectivo de las estructuras paramilitares, el juzgamiento de sus máximos responsables y la depuración de la fuerza pública, a la par que de los agentes estatales involucrados en estos crímenes.


Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (MOVICE)
10 de mayo 2012