ActualidadDefensa de tierras y territoriosSucre

Por procesos de restitución de tierras en Sucre Amenazan a hijo de exalcalde asesinado de El Roble

Juan David Díaz, hijo de Eudaldo Díaz, recibió una carta intimidatoria en su casa, que estaba amarrada a un paquete de velas.

“Te tenemos plenamente identificado y ubicado, sabemos que eres uno de los hijueputas con la excusa de ser defensor de derechos humanos pretenden mediante toda clase de arbitrariedades despojar de sus terrenos a los verdaderos propietarios para que terminen en un puñado de guerrilleros (…) que ahora quieren apropiarse de La Europa y La Alemania”.

Con esas palabras comenzaba el mensaje intimidatorio que, amarrado con un grupo de velas, encontró en el antejardín de su casa Juan David Díaz, quien es el vocero del Movimiento de Víctimas de Estado (Movice) por el departamento de Sucre. Movimiento que, precisamente, se encuentra acompañando el proceso de restitución de tierras en ese departamento, especialmente en los Montes de María, que han sido epicentro de disputa entre guerrillas y paramilitares.

“Por lo que hemos analizado esta amenaza es con el fin de anunciar la llegada de este grupo a Sucre, porque acá nunca se le había oído mencionar”, le dijo a El Espectador Díaz. La carta estaba firmada por “Ejército Restitución”, y los predios a los que hacen referencia son dos con los cuales la Oficina de Restitución de Tierras está empezando procesos de restitución en Sucre.

La Alemania es un predio localizado en jurisdicción de San Onofre, cerca de donde fue asesinado hace dos años un líder de restitución de tierras: Rogelio Martínez Mercado. El martes 18 de mayo de 2010, Martínez sucumbió ante las balas de encapuchados cuando se dirigía en una moto hacia La Alemania.

La Europa, terreno situado en los Montes de María, tiene entre 800 y 1.000 hectáreas. Según la Policía de Sucre, el proceso de restitución en este punto se está llevando a cabo entre 73 familias campesinas y ‘Arepas Don Juancho’,  empresa que les habría comprado a los labriegos sus tierras, en pleno auge de la violencia en los Montes de María, a precios demasiado bajos.

Según le confirmó a este diario el comandante de Policía de Sucre, coronel Orlando Polo, hay tres líderes campesinos comprometidos en el proceso de La Europa que tienen medidas de protección: Argemiro Lara, Abismael Guzmán e Ismael Ortiz. “Esas medidas incluyen rondas policiales, comunicación constante entre ellos y la Policía, si se van a desplazar la Policía los acompaña y les pone los carros, y hay personal de la Armada acantonado en esa finca para evitar situaciones”, le dijo a El Espectador el coronel Polo.

El alto oficial, sin embargo, sostiene que en Sucre “no se ha tenido hasta el momento ninguna presencia o información que nos prenda las alarmas sobre procesos que esté manejando la Oficina de Restitución”.

Para el representante Iván Cepeda, la información es diciente: hay ejércitos antirrestitución en el país y uno de ellos podría torpedear los intentos de retorno que se están manejando en Sucre. “Ayer le entregué a Jorge Rojas, director del Programa de Protección de la Fiscalía General de la Nación, un video que contiene la declaración de una persona cuya identidad no podemos revelar, la cual confirma que se ha impartido la orden de formar ejército antirrestitución” en los Montes de María.

Cepeda, como lo denunció públicamente en un debate en el Congreso hace dos semanas, sostiene que en todo el país hay grupos armados ilegales que estarían buscando entorpecer la restitución de tierras para las víctimas. “Hay una serie de circunstancias en todo el país que apuntan a que esas denuncias tiene credibilidad y se apoyan en hechos. Son estructuras paramilitares, continuidad de los grupos que dijeron dejar las armas en Ralito. No hay diferencias entre los unos y los otros”.

En este complejo contexto se entiende porqué Díaz, médico de profesión, está tan inquieto por la amenaza que dejaron en la puerta de su casa. Ya hombres armados han quemado los ranchos de los campesinos, denunció Díaz y confirmó la Policía. Esta institución asegura, sin embargo, que el riesgo está controlado: Díaz tiene un fuerte esquema de protección que incluye escoltas del Ministerio del Interior y de la Policía, carros blindados, chalecos antibalas y vigilancia en la casa.

“Para nosotros no hay escoltas ni Gobierno que valga, hay bala para todos”, advierte el panfleto intimidante que recibió Díaz. Su preocupación se basa, por supuesto, en los antecedentes de su familia: él es el hijo de Eudaldo Díaz quien, cuando era alcalde del municipio sucreño de El Roble, fue asesinado en diciembre de 2010. Por este crimen la Corte Suprema condenó a Salvador Arana a 40 años de prisión como autor intelectual, y a dos exparamilitares conocidos como ‘El Chino’ y ‘Caliche’ en calidad de autores materiales.