Comunicados

Rechazamos propuesta de guardia nacional para proteger a lideres de tierras

Ayer el  Dr. Rafael Pardo, director del partido liberal, lanzó la propuesta de la creación de una Guradia Nacional en Puerto Boyacá, uno de los epicentros del paramilitarismo de los años 80, el escenario menos adecuado, cuando allí persiste el control de esta estrategia criminal y las víctimas no han sido protegidas en su dereho a la verdad, a la justicia, a la reparación integral.

El director nacional del liberalismo propuso al presidente Juan Manuel Santos crear esta milicia armada con el objetivo profesional de proteger a los líderes campesinos amenazados en el proceso de la restitución de tierras.

Pardo sostuvo que se trataba de replicar la estrategia de soldados “campesinos” implementadas por el gobierno del presidente Uribe, desconociendo que esta política ha implicado para las comunidades campesinas fragmentaciones, el incremento de los riesgos a la vida, a la libre expresión, y el uso de esta fuerza para persecuciones y montajes judiciales. El programa  de soldados campesinos se convirtió en un involucramiento de la población civil y de las comunidades en el conflicto armado interno, rompiendo los principios que distinguen lo civil de lo armado.

La propuesta desconoce la realidad de las comunidades que viven en el conflicto armado, social y político, de la que han sido víctimas, reedita, experiencias que han tenido altísimos costos para los derechos a la vida y las libertades.

Si bien es urgente tomar medidas para la protección de las victimas no puede ser la improvisación o el desconocimiento de la realidad de estas, las que lleven al país encausarse  en propuestas que podrán agravar la situación.

No es la falta de pie de fuerza o de personal de policía la que ha evitado la comisión de crímenes contra las victimas. Por lo contrario, muchas de ellas han sido asesinados en zonas con alta presencia estatal.

Rechazamos esta propuesta, la que concebimos por el escenario de su enunciación en una nueva burla y afrenta a las victimas.

Reiteramos que hasta tanto no exista una política real de enfrentamiento del paramilitarismo bajo sus distintas denominaciones, se desestructure la mentalidad y operación institucional que sostiene las lógicas paramilitares, y no se desarrolle una política de paz donde se reconozca la existencia de conflicto armado será poco probable avanzar en los derechos a la reparación integral (restitución) y no repetición.

Llamamos al doctor Pardo y al presidente Juan Manuel Santos a escuchar nuestras iniciativas en materia de protección las que hemos propuesto en diversas instancias. Ya es hora que nuestras propuestas sea acogidas y escuchadas.
 
Bogota, 31 de marzo 2011