ActualidadAtlánticoCapítulosNoticiasUncategorized

Se confirmó condena a integrante de la Policía que violó a lideresa en Atlántico

El Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado – Movice, y la Confluencia  de Mujeres para la Acción Publica, celebran que se haya hecho justicia para Leslie y exige respeto por la vida y los cuerpos de las mujeres.

La Sala Penal del Tribunal Superior de Barranquilla confirmó el pasado jueves 5 de marzo, en fallo de segunda instancia, la decisión de condenar a Esteban Cornelio Díaz Rodríguez, agente de policía, por violar a una líder de víctimas del municipio de Soledad, en hechos ocurridos el 18 de febrero de 2011, cuando el actual condenado pasaba revista por la medida de protección de la que era beneficiaria la lideresa.

Leslie Orozco, integrante del Movice Capítulo Atlántico y de la Confluencia de Mujeres para la Acción Pública, expresa que lleva buscando justicia desde el 2011, desde entonces ha emprendido una lucha en contra de la justicia patriarcal que quería impedir que su caso fuera resuelto.

“Desde  el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado y la Confluencia de Mujeres para la acción pública, me he venido empoderando sobre los derechos que me asisten como víctima del conflicto armado.  Hoy lidero acciones en pro de  las mujeres víctimas de violencia de género en  el marco del conflicto armado; satisfecha de haber logrado justicia en el caso del cual fui doblemente vulnerada  por parte de un agente del Estado que debió garantizar mi seguridad.”, declara.

El agente de policía fue condenado a pagar la pena principal de 213 meses de prisión (18 años) en establecimiento penitenciario, sin la posibilidad de acceder a subrogados penales, ejecución condicional ni prisión domiciliaria.

Por otra parte, el Capítulo Atlántico del Movice y la Confluencia de Mujeres para la Acción Pública manifiestan gran preocupación por la seguridad de la compañera Leslie Orozco, pues a raíz de este proceso ha sido víctima de hostigamientos, estigmatizaciones y amenazas.

Exigimos al Estado colombiano garantías de seguridad para la lideresa.