ActualidadNoticias

Envían carta a la Delegación de la UE en Colombia sobre situación de riesgo de integrantes del Movice

Dada la situación de riesgo que afrontan las y los integrantes del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado – Movice, la Asociación de Abogados Europeos para la Democracia y los DDHH Mundial envía carta a la Delegación de la Unión europa en Colombia. 

 

Delegación de la Unión Europea a Colombia Centro de Coordinación de DDHH y Oficial de Coordinación para Defensores de DDHH

Sra. Anne-Sophie Houée

Calle 116 #7-15, Interior 2, Piso 5, Edificio Cusezar Barrio Santa Bárbara,

Bogotá D.C. Colombia Dusseldorf,

4 de diciembre de 2020

Estimada Sra. Houée,

Como Secretario General de la Asociación Europea de Abogados para la Democracia y los Derechos Humanos Mundiales (ELDH), escribo para expresar nuestra grave preocupación por las amenazas contra miembros del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (MOVICE). El 10 de noviembre, MOVICE dijo que se habían hecho amenazas contra sus representantes nacionales, Luz Marina Hache Contreras y Luis Alfonso Castillo, y también contra su representante de Bogotá Cármen Mayusa, y que han sido «objeto de amenazas constantes a través de panfletos firmados por el grupo paramilitar Black Eagles Capital Bloc».

Esto ocurrió después del ataque del 19 de octubre contra el representante regional de MOVICE en Sucre, Hernando Benítez, mientras que la organización advierte que sus miembros también han sido blanco de ataques en Cauca, Tolima y Putumayo. MOVICE dice que las amenazas han aumentado desde el inicio del Paro Nacional en noviembre de 2019. ELDH ha desarrollado estrechas relaciones con organizaciones sociales y de derechos humanos en Colombia, incluyendo MOVICE. Como MOVICE representa a las víctimas de crímenes cometidos por agentes del Estado colombiano, es imperativo que el gobierno garantice investigaciones transparentes e independientes sobre amenazas y violencia contra los representantes de MOVICE.

Dado el compromiso declarado del Presidente Duque con la protección de los derechos humanos, esperamos que sea así. Mientras nos acercamos al cuarto aniversario del histórico Acuerdo de Paz de Colombia, que generó tantos motivos para el optimismo, es extremadamente alarmante que las y los defensores de derechos humanos colombianos siguen enfrentando a amenazas, intimidación y agresiones peores. El terrible número de asesinatos de líderes comunitarios, defensores de derechos humanos y sindicalistas en los cuatro años desde la firma del Acuerdo de Paz demuestra la necesidad de responder urgentemente a cada amenaza. Según la ONG Somos Defensores, 95 personas fueron asesinadas sólo en los primeros seis meses de este año.

Notamos que las y los abogados también han sido atacados. A finales de 2019, el abogado de derechos humanos Diego Martínez recibió nuevas amenazas. Gustavo Gallardo y Nadia Triviño de la Fundación Lazos de Dignidad (FLD) también han recibido amenazas. MOVICE ha identificado una serie de áreas que, según lo que dice, demuestran que el gobierno colombiano no ha dado una respuesta efectiva a las amenazas ni a la violencia contra defensores de derechos humanos. Estos incluyen un aumento de abusos cometidos por agentes estatales; la falta de una política pública de la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad para desmantelar los grupos armados; la incapacidad de la Unidad Nacional de Protección para procesar solicitudes de seguridad; y pronunciamientos gubernamentales regulares que «tienen como objetivo ocultar o trivializar el genocidio sistemático que sufren los líderes sociales».

Mientras lo vemos de manera positiva la reciente prórroga de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras hasta 2031, le pedimos a usted que haga declaraciones al gobierno colombiano sobre estos urgentes asuntos planteados por MOVICE. Por último, ELDH destaca su apoyo a defensores de derechos humanos colombianos y su papel vital en el avance de la reconciliación nacional y la paz.

Atentamente,

Thomas Schmidt Secretario General, ELDH

Mira aquí la carta en PDF