ActualidadCaldasCapítulosContra la desaparición forzadaEstrategiasNoticias

Instituciones de Caldas deberán responder por cuerpos de personas desaparecidas en el territorio ancestral indígena de San Lorenzo

Foto: Verdad Abierta

Los días 16 y 17 de junio se realizará audiencia por las personas desaparecidas en el territorio  ancestral de San Lorenzo, Caldas. La diligencia hace parte del proceso de solicitud de Medidas  Cautelares del Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado -Movice-  ante la Jurisdicción Especial para la Paz -JEP-. Esta medida cautelar se adelanta en articulación con el Consejo Regional Indígena de Caldas -CRIDEC- y el Resguardo indígena San Lorenzo.

Los contextos de desaparición en el territorio ancestral San Lorenzo se registran desde los años 80,  han tenido como responsables a  fuerzas estatales, paramilitares e insurgencia. Se estima a través de los procesos de documentación de las organizaciones sociales (en especial el Equipo Colombiano de trabajo Forense y Asistencia Psicosocial -EQUITAS- quien es el asesor técnico del Movice y el Cabildo) que la cifra de personas dadas por desaparecidas asciende a 125 personas. 

Este número de  indígenas Embera Chamí fueron desaparecidos en el Territorio indígena de San Lorenzo, sin incluir la cifra a nivel municipal que se estima en  un total de 482 víctimas de este crimen en Riosucio (cifras preliminares porque aún persiste el subregistro), de acuerdo con EQUITAS, organización forense que asesora del Cabildo indígena. Quien, además, destaca a partir del análisis de la información que reposa en la institucionalidad y organizaciones sociales que no hay interés por parte del Estado de reconocer los derechos de las víctimas y los enfoques diferenciales.

Han sido más de 3 años que la comunidad indígena ha esperado esta Audiencia Pública con la expectativa puesta en las medidas cautelares, la comunidad también espera que  se pueda sanear el territorio y lograr una reparación colectiva e individual. Teniendo en cuenta que la comunidad reclama con urgencia garantías para las familias  víctimas del conflicto armado, que haya esclarecimiento, justicia, verdad, reparación y no repetición.

Algunas acciones que se han llevado a cabo durante los años 2020 e iniciando el 2021 fueron los recorridos que se hicieron por el territorio indígena, cuyo objetivo fue ubicar sitios donde posiblemente reposan restos óseos de personas dadas por desaparecidas y que fueron víctimas de la violencia que sufrió el resguardo Indígena de San Lorenzo entre los años 1985 a 2009 por parte de varios actores armados legales e ilegales. 

Desde la parte espiritual los Médicos tradicionales ven con preocupación las secuelas que el conflicto armado ha dejado en sus habitantes, pero también en las afectaciones que ha padecido la comunidad, entre ellas, el miedo, el señalamiento y la estigmatización que además trajo consigo consecuencias negativas, ya que este tipo de situaciones complejas agudizan la infertilidad y la enfermedad de la tierra que está asociada a la presencia de cuerpos enterrados en algunas partes del resguardo y que han alterado  los ciclos correspondientes a la ley de origen.

En la diligencia judicial los magistrados conocerán desde la comunidad indígena cómo se ha presentado la desaparición forzada, un grave crimen de lesa humanidad que ha estado en la impunidad y la desatención integral por el Estado, pese a ser un crimen tan agudo en este territorio.

La sección para los casos de ausencia de reconocimiento de verdad y responsabilidad de la JEP será la encargada de escuchar al pueblo Embera Chamí de Territorio Ancestral San Lorenzo.