CasanareComunicadosDerecho a la justiciaPronunciamientosUncategorized

“Ni delincuentes, ni combatientes”, lo que esperan escuchar las víctimas de ejecuciones extrajudiciales

La Fundación Comité de Solidaridad con los Presos Políticos (CSPP), la Corporación Social Para la asesoría y Capacitación Comunitaria (Cospacc), con el respaldo del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice), entregaron en Yopal, Casanare, el informe Ni delincuentes, ni combatientes: Informe sobre ejecuciones extrajudiciales cometidas por integrantes de la XVI Brigada del Ejército Nacional entre 2005 y junio de 2007” a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

 

El informe da cuenta de contextos, patrones, modus operandi y presuntos responsables de una serie de ejecuciones extrajudiciales cometidas en los departamentos de Casanare y Boyacá. A partir del proceso de acompañamiento y representación de familiares de víctimas, las organizaciones realizaron el estudio de 13 casos. En estos se recogen a más de 20 víctimas de presuntas ejecuciones extrajudiciales atribuibles a la XVI Brigada de la IV División del Ejército Nacional, que vincula responsabilidades de alrededor de 50 militares.

 

El análisis del CSPP estableció que de las 9 unidades militares que componen la XVI Brigada, 7 de ellas tuvieron una participación activa en la comisión de las ejecuciones. Después de identificar algunos criterios adoptados en una posible fase de planeación de la ejecución, el análisis de diversos métodos de encubrimiento; y finalmente, los mecanismos de impunidad en la jurisdicción penal militar y jurisdicción ordinaria, estos fueron algunos de los patrones identificados el Informe:

 

  1. En todos los casos existió simulación de combate.
  2. El levantamiento de los cuerpos se realizó por la misma tropa.
  3.  En todos los casos existió una decisión favorable a los militares en la jurisdicción penal militar.
  4. Entre las víctimas se encuentran 4 menores de edad, 1 persona con condición especial de salud de otro departamento, 1 adulto mayor y 1 mujer en estado de embarazo.
  5. De las 21 víctimas, 17 fueron señaladas, por supuestos informantes o en documentos de inteligencia, de vínculos con grupos guerrilleros.
  6. En más de la mitad de los casos, el extinto DAS Seccional Casanare, tuvo un rol activo en las ejecuciones: en la realización de informes de inteligencia que vincularon a las víctimas con grupos insurgentes o por participación directa de las operaciones junto con militares de la XVI Brigada.
  7. La mayor cantidad de las presuntas ejecuciones se cometieron en 2007, coincidiendo con el periodo de la comandancia del entonces CR HENRY WILLIAM TORRES ESCALANTE y el entonces comandante de las Fuerzas Militares, GR MARIO MONTOYA URIBE (2006-2008).

 

 

En otros capítulos, se caracterizó la región donde se presentaron los casos (Departamento de Casanare y la antigua Provincia La Libertad de Boyacá). Además, se presentó la dinámica del conflicto y los grupos armados en Casanare desde la consolidación de los grupos insurgentes hasta el actuar de grupos paramilitares de las Autodefensas Campesinas del Casanare (ACC) y el Bloque Centauros de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

En cifras

Actualmente es incierto el número de ejecuciones extrajudiciales en modalidad de falsos positivos. Según la Fiscalía General de la Nación, Casanare fue el segundo departamento que más registró muertes de inocentes presentados como bajas en combate por el Ejército Nacional, superado únicamente por Antioquia[1].

 

De acuerdo a los informes iniciales de la Coordinación Colombia-Europa-Estados Unidos de 2012, entre 2002 y 2008 se registraron al menos 82 casos que llevaron a la detención de más de 70 integrantes de la Brigada XVI [2]. Actualmente la Fiscalía General de la Nación adelanta 58 procesos contra miembros del Batallón de Infantería No. 44 “Coronel Ramón Nonato Pérez”, tan solo uno de los batallones que componen la Brigada, al que se han atribuido 63 víctimas.

 

Por su parte, de conformidad con documentos oficiales del Ejército Nacional, en 2006 la XVI Brigada registró 130 muertes en combate, mientras que, solo entre enero y julio de 2007, la Brigada registró 137 muertes en combate. Aunque es imposible determinar cuántas de estas muertes son o no ejecuciones extrajudiciales, ese incremento coincidió con denuncias masivas realizadas por la población civil. Posterior a las denuncias, en 2008 se reportaron por parte de la IV División 146 muertes en operaciones militares[3], una gran disminución en comparación con los años anteriores.

 

En la actualidad, los casos se siguen presentando y denunciando en diferentes lugares del país. Según el último informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, en 2017 se presentaron al menos 11 muertes de civiles que fueron presentadas como bajas en combate en Arauca, Bolívar, Cesar, Córdoba, Cundinamarca, Norte de Santander y Tolima.

 

Este es el primer informe que entregan las organizaciones sociales a la JEP, como una contribución para la satisfacción de los derechos a la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición. Este documento espera brindar elementos para la comprensión del fenómeno de las ejecuciones extrajudiciales como una práctica generalizada y sistemática de vulneración de derechos, que afectó especialmente a la población campesina de la zona.

Entrega de informe a la JEP: “Ni delincuentes, ni combatientes”

 


[1] Véase, “Antioquia es el departamento con más víctimas de falsos positivos: Fiscalía” nota de El Colombiano del 25 de junio de 2015, disponible en: https://bit.ly/2vIYMzO

[2] Coeuropa, Observatorio de Derechos Humanos y Derecho Humanitario, “EJECUCIONES EXTRAJUDICIALES EN COLOMBIA 2002-2010: Crímenes de lesa humanidad bajo el mandato de la Seguridad Democrática”, Documentos Temáticos N°8, Editorial Códice Ltda, Bogotá: 2012. Disponible en: https://bit.ly/2OxqG8V

[3] Fiscalía Tercera Delegada ante la Corte Suprema de Justicia, Rad. 13341, inspección judicial a la la XVI Brigada en julio de 2015, C 4 Anexos fl 245 y ss, C1 fl 108 y ss.

 

 

Descarga aquí el resumen del informe

Resumen informe Brigada XVI.pdf