Comunicados

Buscando pruebas para la verdad y justicia en Colombia

En el día de hoy, en una prisión de Washington D.C, los senadores de la República, Piedad Córdoba y Rodrigo Lara, en compañía de tres  representantes del Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado, MOVICE, se reunieron con Salvatore Mancuso.
El MOVICE considera que la extradición a Estados Unidos por cargos de narcotráfico de los 16 principales jefes de los grupos paramilitares ha  impedido que se conozca la verdad sobre los líderes políticos, agentes estatales y empresarios que ordenaron la perpetración de miles de crímenes de lesa humanidad en Colombia; obstruir los procesos de investigación y juzgamiento que se adelantan en el país y negar el acceso de las víctimas y  sus representantes legales a la justicia.

A pesar del insistente llamado a que se asegure el cumplimiento de los  derechos de las víctimas a la verdad, la justicia y la reparación, las autoridades de Estados Unidos y de Colombia no han suscrito aún ningún acuerdo de cooperación judicial que garantice la continuidad eficaz de los procesos.

El objetivo de la reunión sostenida no ha sido un diálogo sino una escucha a los contenidos de sus solicitudes.
El MOVICE ha exigido a los jefes paramilitares aportar a las autoridades judiciales la información sobre los responsables y beneficiarios de las masacres, asesinatos y desapariciones, violaciones sexuales, desplazamientos forzados que cometieron, así como las pruebas y documentos que sustenten esa responsabilidad. De igual forma se les ha exigido que sean restituidos los patrimonios y las tierras usurpadas a las víctimas.

El MOVICE considera así mismo que la vida de los familiares de los jefes paramilitares extraditados debe ser protegida, así como la de los ex y   paramilitares que se encuentran rindiendo versiones o testimonios en la ley 975 y la justicia ordinaria, y se de inicio a investigaciones eficaces por los asesinatos de ex paramilitares.

Igualmente, que en virtud de los principios humanitarios y del Derecho internacional de los Derechos Humanos, se debe permitir el ingreso de sus familiares a los Estados Unidos.

El MOVICE reitera a las autoridades pertinentes el respeto debido proceso, entre ellos la celeridad en las investigaciones de los delitos por los cuales  fueron extraditados. Así mismo en los procesos internos urge se adopten mecanismos idóneos para que las distintas versiones a las que deben  comparecer como imputados, declarantes o testigos, se realicen con prontitud y eficacia temporal -definición de tiempos precisos de terminación de las diligencias-, con garantías concretas de participación de las víctimas y sus apoderados.  El Movice constata la ausencia de suscripción de un acuerdo de cooperación judicial que permita la continuidad de los procesos judiciales que incluyan las  versiones que los jefes paramilitares han realizado en Estados Unidos acerca de crímenes de lesa humanidad y sus máximos responsables.

MOVIMIENTO DE VÍCTIMAS DE CRÍMENES DE ESTADO