CampañasCarmelo Agamez

Carmelo Agámez nos cuenta sobre su injusto proceso judicial

Image                                                                                                                                                                                                      Corozal, enero 28 de 2011
                                                                                   
Con relación a mi proceso, desde el primer momento confié en mi abogado, José Humberto Torres, él ha llevado el proceso como debe ser, ha recurrido y agotado todos los recursos que para estos casos es necesario agotar y de otros recursos legales que han estado a su alcance.

Se mostró al Fiscal lo mal que había llevado el proceso y que él, el Fiscal, había cometido prevaricato y así se lo demostró al director de Fiscalía de Sucre que tuvo que reconocerlo públicamente, eso conllevó a que le quitaran el proceso al Fiscal, Rodolfo Martínez y lo mandaran para Bogotá, hasta ahora la Fiscalía no se ha pronunciado sobre la investigación que se le sigue a este Fiscal.                                                                                                         

En relación con el inicio del juicio el día 13 de enero, etapa preparatoria, en donde se aprueban o no los testigos, la intervención de mi abogado fue fundamental, había una prueba que la Fiscalía había desestimado y era de mucha importancia para mi defensa; el Juez también la negó, pero mi abogado hizo una intervención magistral y el Juez no tuvo otro remedio que aceptarla, después de pedirle al abogado que no le diera más garrote.

Después de la magistral intervención de mi abogado los demás procesados que se habían ido a sentencia anticipada, me manifestaron a mi que cómo quería que ellos me ayudara, yo les manifesté que dijeran la verdad, otros le dijeron al abogado y él les manifestó lo mismo que dijeran la verdad que el no quería que me regalaran nada.

Finalmente, yo salí contento con el resultado del inicio del juicio lo mismo que algunos familiares que estaban en la sala del juicio, confiamos que el final será positivo.

De ustedes,
Carmelo Agámez Berrio

 

 

El 13 de noviembre de 2008, hacia la 1:00 de la madrugada, cinco hombres vestidos de civil que se identificaron como de la policía ingresaron violentamente a la vivienda de Carmelo Agámez, sin orden de allanamiento ni de captura. El 15 de noviembre de 2008, Carmelo se presentó voluntariamente  en compañía de su abogado a la Fiscalía de Sincelejo,  el Fiscal le tomó la indagatoria y durante tres horas Carmelo insistió en su inocencia. Pese a ello, el fiscal le impuso medida de aseguramiento. El defensor de derechos humanos es investigado absurdamente por el delito de concierto para delinquir por pertenecer a grupos paramilitares, los mismos que ha denunciado vehementemente y que lo han declarado en varias ocasiones objetivo militar.
 

El proceso judicial se caracteriza por sus graves irregularidades. En el mismo están investigados varios políticos de la región realmente comprometidos con el paramilitarismo. La inexplicable vinculación de Carmelo puede ser una retaliación de ellos en contra del defensor de derechos humanos o un mecanismo para impedir que el MOVICE se constituya como actor civil popular dentro del proceso.