Conclusiones EncuentrosExiliados

Declaración Primer Encuentro del MOVICE España

Durante el 28 y 29 de noviembre en Madrid España, se llevo a acabo el Primer Encuentro del Movimiento de Víctimas de Crímenes del Estado Colombiano, con colombianas y colombianos exiliados en este país y otros de la U.E que han sido perseguidos por razones políticas.

Este encuentro es el antecedente a la tercera audiencia internacional de la Comisión Ética de la Verdad con exiliados y exiliadas que se realizara en España. La semana entrante en Suecia se realizara la II audiencia de la Comisión Ética de la verdad en Suecia dando continuidad a la I que fue realizada en octubre de 2008 en París. Una de las graves preocupaciones fue cómo en el servicio diplomático de Colombia en el exterior se encuentran vinculadas personas comprometidas en violación de Derechos Humanos.

 

 

De lo que fuimos y somos para ser exilio
Declaración final del Primer Encuentro del Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado Colombiano capítulo España
Nosotras y nosotros somos víctimas de los crímenes del estado colombiano, y hemos sido obligados a exiliarnos como único medio para evitar la amenaza cierta de ver conculcados nuestros derechos fundamentales a la vida e integridad física, la libertad y a la justicia. Mantenemos la llama viva de la memoria. El 12% de la población colombiana vive hoy en la diáspora, y más de 500 mil personas son exiliados políticos. Esta práctica criminal ha significado un sustancial debilitamiento del tejido organizativo y se constituye en un inmenso daño para el conjunto de la sociedad.
El estado colombiano insiste en la negación de la existencia del conflicto armado que se prolonga por más de medio siglo. Sus propuestas económicas y políticas, la seguridad democrática, la legalización del paramilitarismo, la desinstitucionalización del país y la consolidación del modelo económico neoliberal, día a día deterioran aún más las condiciones de vida de la población. 50.000 desaparecidos, más 170.000 ejecutados, 7.000 presos políticos, la aplicación sistemática de la tortura, más de 4’000.000 de desplazados internos, son cifras que desnudan la realidad colombiana.
El Estado Español se ha comprometido en apoyar la política del gobierno colombiano, anteponiendo los intereses económicos de las transnacionales a los derechos humanos de la población colombiana. Se ha comprometido en la suscripción del TLC con la Unión Europea, tratado que profundizará la actual situación de empobrecimiento generalizado y afectará sobre todo los derechos de los pueblos indígenas, afrocolombianos, campesinos, de las mujeres y los niños, al garantizar la destrucción de la base económica, la monopolización privada de los servicios y la extracción de los recursos naturales. Pero además, el gobierno de España intensifica el recorte del derecho de asilo y refugio a través de reformas legislativas.
En este contexto nos reconocemos como miembros del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado, por medio de nuestra actuación como MOVICE EN EL ESTADO ESPAÑOL. Reconocemos que esta gran coalición encarna las aspiraciones de justicia y dignidad del pueblo colombiano. Nos ratificamos en el compromiso de seguir fortaleciendo este espacio político de los y las exiliadas. Asumimos las ocho estrategias del Movimiento contra la impunidad. En este sentido, nuestra situación de exiliados nos lleva a formular una novena estrategia: la búsqueda de la plenitud de nuestros derechos y de verdad, justicia y reparación integral, para la superación de esta forma específica de la criminalidad de Estado. Nuestra meta es el retorno con dignidad.
Instamos al gobierno del estado español a que no siga cohonestando con las masivas y sistemáticas violaciones de los derechos humanos en Colombia, y a que se le exija al estado colombiano el cumplimiento de las recomendaciones de Naciones Unidas. Queremos que se exija al gobierno colombiano el verdadero desmonte de las estructuras paramilitares,             que se fiscalicen los recursos destinados al supuesto proceso de desmovilización y que se acabe la llamada cooperación militar. No estamos en contra de las relaciones económicas equitativas entre estados. Pero consideramos que en las actuales condiciones no es posible la firma del TLC entre Europa y Colombia.
Exigimos al estado colombiano la libertad inmediata del compañero CARMELO AGAMEZ, Secretario Técnico del MOVICE, capítulo Sucre, detenido injustamente en una cárcel colombiana. También que cese la persecución criminal contra las personas que defienden los derechos humanos en Colombia.
Nos solidarizamos con las personas y organizaciones que luchan por establecer la memoria y la dignidad de las víctimas en el estado español.
Respaldamos la lucha del pueblo Saharahui para que cese la ocupación de su territorio, y nos solidarizamos con la activista Aminetu Haidar.
SOMOS SEMILLA, SOMOS MEMORIA, SOMOS EL SOL QUE NACE DE LA IMPUNIDAD.
MOVICE CAPÍTULO ESTADO ESPAÑOL
Madrid, 30 de noviembre de 2009.