ActualidadAtlánticoCapítulosDenuncias PúblicasNoticiasPronunciamientos

DENUNCIA PÚBLICA: Amenazas y ataques contra la vida de defensoras/es del Movice, la CCEEU el CSPP

El Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado –Movice, la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos (CCEEU) y el Comité de Solidaridad con los Presos Políticos -CSPP denunciamos ante la opinión pública nacional e internacional la constante y persistente situación de amenazas, hostigamientos y persecución que vienen sufriendo líderes, lideresas y defensoras de derechos humanos en el país.  

En esta ocasión, denunciamos las recientes amenazas que han sufrido Rosario Montoya, secretaria técnica y vocera del Capítulo Atlántico del Movice; Deivis Flores, abogado defensor de derechos humanos, vocero nacional de la CCEEU; María Cedeño, funcionaria de la seccional Atlántico del CSPP y Flor Múnera funcionaria de la seccional Tolima del CSPP y secretarías técnicas del Nodo Caribe y Centro de la CCEEU, quienes a lo largo de su vida han venido luchando por la verdad y la justicia social en cada uno de sus territorios. Sin embargo, su trabajo muchas veces ha intentado ser truncado por situaciones de amenazas, hostigamientos, desplazamiento forzado y otros hechos victimizantes que han sufrido a lo largo de su camino en la defensa de la vida y la dignidad en el país. 

La noche del 23 de septiembre de 2021 Rosario, Deivis y María, quienes residen en la ciudad de Barranquilla, recibieron a sus celulares llamadas en donde se les amenazaba de muerte. En el caso de Flor, la amenaza le llegó por medio de un panfleto firmado por las Águilas Negras.

ANTECEDENTES

  1. Los cuatro defensores de derechos humanos anteriormente mencionados, a lo largo de su vida han desarrollado actividades en defensa de los derechos humanos, actividad que los ha posicionado como líderes y lideresas en cada uno de los territorios en donde adelantan sus labores de manera cotidiana. 
  2. Desde el pasado 28 de abril, día que inicia, a nivel nacional el #ParoNacional, Flor Múnera, Rosario Montoya, Deivis Flores y Maria Cedeño, en su papel de defensores de derechos humanos integrantes de la Campaña Defender la Libertad un Asunto de todas, han realizado la labor de defensa de los derechos humanos y el seguimiento a las violencias presentadas en el marco de la protesta social, el cual incluye un ejercicio de denuncia constante de las violaciones de derechos humanos, lo que ha ocasionado incomodidades en diferentes esferas sociales. 
  3. En el mes de abril del presente año, hombres llegaron al lugar de residencia de Rosario Montoya preguntando, de manera violenta por ella por lo cual su escolta tiene que intervenir y los hombres se retiraron. Un hecho similar se presentó el pasado viernes 17 de septiembre, dos hombres llegaron preguntando al portero del edificio por ella, a lo que él responde que “no está” y los hombres se retiran del lugar diciendo “esa vieja nunca se encuentra”. 

HECHOS

  1. El día 23 de septiembre siendo las 10:11 pm, el abogado defensor de derechos humanos de la Seccional Atlántico del CSPP y vocero nacional de la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos, Deivis Flores, recibe una llamada telefónica del número 324 424 7187, donde le dicen: “Deje de estar poniéndose a hablar mondá (sic) nosotros somos los que tenemos la ciudad no va(sic) tocar mandarlo matar de pelarlo yo mismo malparido”. En su actuar como defensor de derechos humanos ha sido previamente víctima de amenazas y desplazamiento forzado por parte de grupos paramilitares que han operado en la ciudad de Barranquilla y el departamento del Atlántico.
  2. Así mismo, la defensora de derechos humanos y representante del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado, Rosario Montoya fue objeto de llamadas amenazantes por parte de un sujeto desconocido que se reconoció como parte de una banda criminal quien dijo que estaban “pagos por hablar demás”.
  3. Adicionalmente, María Cedeño, Secretaria General del CSPP, recibió 7 llamadas del mismo número de donde se originaron las amenazas a estos defensores, pero no alcanzó a responder dichas llamadas, generando en todo caso una situación de riesgo.
  4. El día 22 de septiembre fue allegada una amenaza a nombre de las Águilas Negras, Bloque Capital, en la que se mencionan a distintas personas defensoras de derechos humanos, líderes y lideresas sociales y organizaciones sociales del departamento del Tolima, específicamente la defensora de derechos humanos Flor Múnera del CSPP en la cual se menciona que:

 “(…) ES EL MOMENTO DE LIMPIAR ESTE PAIS, MUERTE A TODOS LOS COLABORADORES  DE LA GUERRILLA LLAMADOS LÍDERES SOCIALES Y SINDICALES. YA TODA LA MESA DE DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS MALIARIDOS QUE APOYAN y PROMUEVEN LAS POLÍTICAS IZQUIERDISTAS AL RESTO DE LA GENTE SUPUESTAMENTE QUE DIZQUE PARA DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS Y QUE EN VERDAD SON ES GUERRILEROS(…)“ 

Las amenazas ya fueron puestas en conocimiento de la Policía, quienes hasta el momento no se han pronunciado.

POR LO ANTERIOR EXIGIMOS:

  1. Al Gobierno Nacional, condenar las amenazas y señalamientos contra defensoras y defensores de derechos humanos, al tiempo que le instamos avanzar de manera real en el cumplimiento del Acuerdo de Paz, específicamente en el desarrollo de estrategias integrales en materia de protección y garantías de seguridad para las y los líderes sociales y una decidida política de desmonte del paramilitarismo que desarticule los poderes mafiosos económicos y políticos que lo han financiado y auspiciado durante décadas. 
  2. A la Fiscalía General de la Nación, eficacia y resultados en la investigación que dé con los responsables materiales e intelectuales de dichas amenazas. Así como esclarecer a las personas defensoras de DDHH, a Colombia y la comunidad internacional ¿Quiénes son las Águilas Negras y los Rastrojos y por orden de quién siguen atacando a los liderazgos sociales?
  3. A la Unidad Nacional de Protección –UNP- construir estrategia para fortalecer las medidas de protección física en favor de Rosario Montoya, Deivis Flores, María Cedeño y Flor Munera.
  4. Así mismo, exhortamos a la opinión pública, a las organizaciones sociales, al movimiento de Derechos Humanos y a la comunidad internacional a rodearnos ante la situación de criminalización, persecución y amenazas que se viene presentando y a construir una agenda de presión para avanzar en la creación de un nuevo modelo de protección desde una perspectiva colectiva, participativa y desde el enfoque de seguridad humana, así como al posicionamiento de estrategias integrales que ofrezcan garantías de seguridad y protección a los movimientos sociales y sus liderazgos.
  5. Por último, hacemos un llamado a la comunidad internacional, a la CIDH y al Sistema Interamericano de Derechos Humanos para que verifique y realice seguimiento a la grave situación de derechos humanos que se presenta en Colombia por causa de la acción y omisión del Estado Colombiano, en cabeza de Iván Duque.