ActualidadComunicadosContra la desaparición forzadaEstrategiasNoticiasPronunciamientos

LAS EJECUCIONES EXTRAJUDICIALES Y LAS DESAPARICIONES FORZADAS EN DABEIBA SON UNA REALIDAD INOCULTABLE

El Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado -Movice como peticionario de las medidas cautelares sobre el cementerio Las Mercedes en el municipio de Dabeiba (Antioquia) reconoce los avances de la Jurisdicción Especial para la Paz -JEP en la búsqueda de las víctimas de ejecuciones extrajudiciales y/o desaparición forzada que allí se encuentran.

Desde el pasado 15 de agosto de 2019 el Movice solicitó a la JEP ampliar la solicitud de medidas cautelares para incluir la protección de los cuerpos de personas dadas por desaparecidas sobre 6 cementerios ubicados en el municipio de Dabeiba, entre ellos, el cementerio católico Las Mercedes, dado el alto riesgo que corren los cementerios en los diversos municipios del departamento de Antioquia.

El municipio de Dabeiba ha sufrido en su territorio las consecuencias de la violencia sociopolítica y el conflicto armado perpetradas por las estructuras paramilitares  de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá y el bloque Elmer Cárdenas de las Autodefensas Unidas de Colombia, además de la fuerza pública agrupada en la cuarta y décimo séptima brigada del ejército, particularmente el Batallón No. 74 de la Brigada Móvil de Contraguerrilla y el Batallón Voltígeros.

Una de las prácticas de todos los actores del conflicto contra la población civil y las organizaciones comunitarias fue la desaparición forzada. De hecho el Registro Único de Víctimas de la UARIV tiene documentados 324 casos, aunque las organizaciones de la región han denunciado que a la fecha se desconoce el paradero de más de mil personas.

En el marco de la Jurisdicción Especial de Justicia y Paz integrantes de las estructuras paramilitares reconocieron la práctica de desaparición forzada y asesinatos, además la existencia de fosas y personas no identificadas en los cementerios. De igual manera, señalaron la complicidad de la fuerza pública en dichas acciones. Así también lo reconocen víctimas como las agrupadas en la zona humanitaria de La Balsita quienes desde el año 2005 denunciaron públicamente las desapariciones forzadas cometidas por paramilitares con el apoyo de batallones adscritos a las brigadas 4 y 17. 

Muchas de las víctimas fueron asesinadas e inhumadas como NN en alguno de los seis cementerios que se encuentran ubicados en el municipio. Esto como una forma de garantizar la impunidad de los crímenes. Varias de las víctimas han referido que eran testigos de cómo los diversos actores del conflicto llevaban los cuerpos de las víctimas a los diversos cementerios para ser sepultados sin ningún procedimiento. 

Después de tres jornadas de inspección, prospección y exhumación la JEP ha realizado 71 hallazgos y la entrega de 5 cuerpos a familiares víctimas de ejecuciones extrajudiciales y desaparición forzada en el municipio de Dabeiba: Edison Lexander Lezcano (febrero de 2020) Yulieth Andrea Tuberquia, Nelson Antonio Góez Manco, Alveiro Úsuga Uribe y Eliécer de Jesús Manco Úsuga (noviembre de 2020). 

 Tras años de espera, con la JEP, en unos meses, se ha llegado a resultados que se esperaban de la justicia ordinaria por décadas. Las familias víctimas de ejecuciones extrajudiciales y/o desapariciones forzadas corroboramos en estas diligencias la negligencia de instituciones como la Fiscalía General de la Nación y el Instituto Nacional de Medicina Legal, quienes por años han contado con la información suficiente para adelantar todo tipo de investigaciones y actuaciones (incluyendo la identificación de las víctimas), pero es hasta la implementación y funcionamiento de la Jurisdicción Especial para la Paz que se dan este tipo de acciones.

Por lo anterior, reconocemos el trabajo de la Justicia Especial para la paz y seguimos respaldando a cada uno de sus integrantes para que se mantengan fieles al mandato de garantizar que sus labores garanticen los derechos de las víctimas a la verdad, la justicia y la reparación, y posibilitar una debida actuación de la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD). Esto como una forma de contrarrestar la impunidad estructural de estos crímenes, avanzar en el esclarecimiento de los hechos y establecer las responsabilidades de la Fuerza Pública.

Repudiamos las publicaciones realizadas por medios de comunicación y periodistas que intentan justificar y negar la comisión de desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales, así como la responsabilidad del Estado en las mismas. Consideramos que estás publicaciones revictimizan y tergiversan el buen nombre y la dignidad de las las víctimas ya entregadas a sus familias. Seguimos haciendo un llamado a las instituciones competentes para que se resarzan los daños ocasionados a las familias y se definan los compromisos individuales e institucionales para la no repetición de las atrocidades incurridas por sus perpetradores. 

Hoy la JEP termina la tercera jornada de exhumaciones y reporta el hallazgo de 17 cuerpos con marcas violentas relacionadas con presuntos casos de ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas. Esperamos que esta entidad en conjunto con la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas-UBPD continúe con el proceso de identificación y entrega digna de los cuerpos inhumados en el cementerio Las Mercedes del municipio de Dabeiba.