ActualidadAtlánticoCapítulosComunicadosNoticias

Atentado contra la vida de la lideresa y defensora de derechos humanos Mayerlis Angarita Robles

Las organizaciones de mujeres pertenecientes al Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado, capítulo Atlántico, la Confluencia de mujeres para la acción pública y Asodemuc Atlántico, rechazamos de manera contundente el atentado del que fue víctima Mayerlis Angarita Robles el pasado domingo 19 de mayo, en Barranquilla. Enviamos nuestra sororidad a su familia y a la organización de mujeres Narrar para vivir.

Mayerlis representa a las Mujeres víctimas de la guerra en la instancia de género, un espacio autónomo de la sociedad civil para hacer seguimiento a la inclusión del enfoque de género en la implementación del Acuerdo de Paz. Además, es la directora de la Corporación Narrar para vivir, una organización de mujeres víctimas de la guerra y constructoras de paz en la región Caribe, razones por las cuales Angarita ha sido, en distintas ocasiones, blanco de los enemigos de la paz.

En pleno contexto de implementación del acuerdo, consideramos que la mayor amenaza a la construcción de la paz son los atentados, asesinatos, amenazas, desplazamientos forzados y desapariciones contra los líderes, las lideresas, l@s defensores y defensoras de derechos humanos.

En lo que va corrido de 2019 han sido asesinad@s 75 líderes/as sociales y defensor@s de derechos humanos en Colombia, según el Instituto de Estudios sobre Paz y Desarrollo (Indepaz) y han ocurrido 204 feminicidios, según reporte de la Federación Democrática Internacional de Mujeres (FDIM). Al respecto, Mayerlis declaró: “nos están matando, porque defendemos la paz, porque reconstruimos el territorio, porque queremos llegar también al poder y a la política”.

Adicionalmente, en los temas de aplicabilidad de justicia relacionados contra graves violaciones a los derechos de las mujeres, el aparato judicial es inoperante e investido de altos grados de injusticia patriarcal.

No existe voluntad política para brindar garantías a lideresas y defensoras, es por esto que rechazamos la militarización de nuestros territorios.

¡Exigimos territorios libres de militares; garantías para la labor legitima de defender y ser defendidas, libre derecho a la protesta social y una justicia antipatriarcal!