ActualidadComunicados

El Eje Cafetero busca sus desaparecidxs 

Las organizaciones aquí firmantes saludamos la realización de la audiencia de seguimiento de las medidas cautelares decretadas en enero del 2021 por la Jurisdicción Especial para la Paz JEP sobre 24 cementerios en los departamentos de Quindío y Risaralda, además de las medidas ya emitidas en 8 cementerios de Caldas desde el mismo año. Esta se convierte en una oportunidad histórica para la visibilización de las dinámicas de desaparición forzada en nuestra región, donde según la Comisión de la verdad 4.833  han sido víctimas de esta grave violación a los derechos humanos, que en muchos casos ha constituido un  crímen de lesa humanidad, al tiempo será la oportunidad para visibilizar las solicitudes que organizaciones de víctimas y familiares han construido a través de procesos de búsqueda, que no han cesado a pesar de los años, el dolor y la incertidumbre por la desaparición. 

 

Para finalizar, reconocemos que este proceso de medidas cautelares para la protección de los cementerios de la región ha sido una deuda histórica, teniendo en cuenta que se reportan 3510 cuerpos de personas no identificadas en los 52 cementerios del Eje Cafetero,  los cuales podrían corresponder a personas desaparecidas forzadamente en el marco del conflicto armado y la violencia política vivida en la región y el país. La prevalencia de malas prácticas en la custodia de los cuerpos no identificados y los pocos avances en la implementación de las normativas y políticas para el fortalecimiento de la gestión de los cementerios determina la puesta en marcha de un Plan integral de diagnósticos e intervención en cementerios del Eje Cafetero que contribuya a los procesos de búsqueda, localización, identificación y entrega digna de las personas desaparecidas y a la garantía derechos de las víctimas. 

 

Los procesos de invisibilización del conflicto a nivel regional han afectado el despliegue territorial de instituciones que tienen como misión la búsqueda de nuestros desaparecidos, hoy exigimos la implementación de los enfoques territoriales y el fortalecimiento de la presencia institucional para la construcción y puesta en marcha de un Plan Regional Integral de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas para el Eje Cafetero. Hacemos un llamado especial para que la UBPD y la JEP, en cumplimiento de su mandato de centralidad de las víctimas y sus derechos, realicen todas las accione necesarias para realizar un coordinación armoniosa que permita sumar los esfuerzos de los equipos forenses en el desarrollo del Plan Cementerios propuesto. De igual manera, es necesario que el INML-CF atienda el desafío histórico de avanzar en los procesos de identificación de los cuerpos y dar respuesta rápida y eficiente a las cientos de familias que hoy esperan respuestas a su dolor. Hacer efectivo el derecho a la búsqueda y devolver a los desaparecidos a sus hogares es la prioridad para garantizar los derechos de las víctimas. 

 

Desde Caldas, Quindío y Risaralda nos declaramos en operación Siriri en la búsqueda de nuestros seres queridos desaparecidos. 

 

Colectivo Sociojurídico Orlando Fals Borda

Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado 

Centro de Estudios sobre Conflicto, Violencia y Convivencia Social CEDAT 

Corporación Mimbre, legado para la Paz 

Programa de Investigación Transiciones y Memoria 

Semillero de Investigación Figuraciones de la Violencia y el poder

Asociación de Familiares Víctimas de la Masacre de Trujillo AFAVIT