ActualidadComunicadosNoticiasPronunciamientos

El Estado debe parar la guerra contra las mujeres

En el Día Internacional por la Eliminación de las Violencias contra las Mujeres, desde el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado-Movice, la Fundación Nydia Erika Bautista- FNEB y OXFAM Colombia, exigimos que cesen los feminicidios, la estigmatización, la exclusión, las amenazas, las desapariciones forzadas y los asesinatos que viven las mujeres víctimas de crímenes de Estado y sus familias

Cada 25 de noviembre, las mujeres víctimas de la criminalidad estatal rechazamos las violencias estructurales y sistemáticas que a lo largo y ancho del país se han querido instaurar sobre nuestros cuerpos, territorios y comunidades por parte de todos los actores del conflicto armado, incluido el Estado; el cual –por acción u omisión- es el principal responsable de la impunidad de la violencia contra las mujeres dentro y fuera del conflicto armado, por ello hoy exigimos que se tomen acciones reales, concretas y efectivas en contra de las violencias y su lógica guerrista y patriarcal que se ensaña sobre nosotras, y que de enero a octubre de 2020 cobró la vida de 709 mujeres, según datos el Observatorio de violencias del INMLCF.

En el marco del conflicto armado y la violencia sociopolítica las mujeres hemos sido afectadas de manera diferencial, a 31 de octubre la Unidad de victimas registraba 4.562.760 mujeres víctimas, de las cuales 29.830 han sido víctimas contra la libertad y la integridad sexual en desarrollo del conflicto armado; las cifras de mujeres y niñas desaparecidas asciende a 86.203 y la gran mayoría de ellas continúan desaparecidas, pues según Medicina Legal a nivel nacional, entre enero y abril del 2020 han desaparecido 1.452 mujeres, además desde firma del Acuerdo Final de Paz hasta el 23 de noviembre han sido asesinadas 167 mujeres lideresas. Estas cifras más allá de estadísticas dan cuenta de que el cuerpo de las mujeres continúa siendo territorio de disputa y foco de violencias.

Hoy continuamos valorando la posibilidad que abrió el Acuerdo de Paz y la lucha de las víctimas para la creación del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, y reiteramos la necesidad de pensar los crímenes de Estado desde un enfoque de género, insistiendo en la importancia de abrir un macrocaso sobre desaparición forzada con un enfoque de género en la Justicia Especial para la Paz – JEP y contar con protocolos diferenciales en la UBPD, todo ello en aras de garantizar un acceso integral a la justicia para las mujeres, contribuyendo a la eliminación de todas las formas de violencias basadas en género. 

Finalmente, es fundamental profundizar y repensar la historia del país en clave de la violencia socio-política ejercida contra las mujeres, así como en la necesidad de investigar, encontrar verdad, justicia y reparación de los crímenes llevados a cabo contra las mujeres víctimas de crímenes de Estado y del movimiento social en general.