Comunicados

Rechazamos el asesinado líder social Walberto H. Rivas

rivasEl gobierno nacional debe responder
Al salir de una reunión a con la comunidad de la Zona Humanitaria de Caño Manso, dentro del territorio colectivo del Curvaradó,  el día de ayer, a la 1:00 PM, WALBERTO HOYOS RIVAS fue interceptado en la carretera que comunica con el municipio de Belén de Bajirá, por una motocicleta marca Honda de color azul, desde la que un hombre le disparó a quemarropa.

WALBERTO había asistido a varios de los encuentros nacionales del Movice. Como Veedor Ciudadano, venía denunciando la alianza paramilitar con empresarios para lograr la usurpación de territorios colectivos en el Bajo Atrato con fines agroindustriales y de explotación extensiva de ganadería. Ante las autoridades judiciales HOYOS RIVAS denunció la detención y desaparición forzada del líder comunitario del Curvaradó, ORLANDO VALENCIA, el 15 de octubre del 2005, y su posterior asesinato el 24 de octubre del mismo año.

Por su testimonio, WALBERTO HOYOS fue victima el 17 de septiembre de 2007, de un atentado contra su vida, resultando herido junto con su hermano MIGUEL HOYOS RIVAS. Hasta la fecha el caso se mantiene en la impunidad. La Fiscalía General de la Nación, dentro de su proceso de investigación, aún no ha identificado, detenido y procesado al autor de estos hechos, pese a que la comunidad ya lo ha reconocido.

WALBERTO estaba protegido por Medidas Provisionales de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y en el marco de ellas tenía un esquema de protección del Ministerio del Interior y de Justicia. El día de su asesinato, había sido llamado el Juzgado Primero Penal del Circuito Especializado de Antioquia, para que rindiera testimonio durante tres días ante los Juzgados Penal del Circuito Especializados de Bogotá, en el juicio que se adelanta contra los paramilitares JULIO CESAR SILVA BORJA – conocido como “El Indio” ó “El Enano” y de PABLO JOSÉ MONTALVO CUITIVA – conocido como “Alfa 11”-, por el homicidio de ORLANDO VALENCIA.

Las acciones criminales de los paramilitares se mantienen en la zona, pese a la presencia la Brigada 15 del ejército y de la Policía Nacional. Los cultivos de palma avanzan vertiginosamente junto a la ganadería extensiva. Los desplazamientos son constantes y las intimidaciones y asesinatos como el de WALBERTO HOYOS RIVAS continúan  produciéndose ante la indiferencia de las autoridades.

El Movice llama a las autoridades de investigación a que de manera pronta y eficiente produzcan resultados en este nuevo crimen de lesa humanidad. Asimismo, manifiesta su solidaridad con la comunidad del Curvaradó y con la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz, que pese a la ola de amenazas y hostigamientos continúa su labor de acompañamiento en la zona.  

 

Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado

14 de octubre de 2008