EventosNoticias

Inicia convocatoria para la primera caravana al Cañón del Micay en Cauca

“Un canto por la vida, la paz y el buen vivir de los habitantes de estos territorios”
En acompañamiento y solidaridad con las comunidades víctimas del conflicto en el territorio.

La situación del país cada día empeora para la población colombiana, los azotes de la guerra se centran en pueblos y comunidades rurales y urbanas víctimas individuales y colectivas de la violencia socio política que han sido masacradas, asesinadas, heridas, amenazadas, desplazadas, judicializadas, y estigmatizadas. Estamos frente a un genocidio. Se suma a lo anterior la crisis generada por la pandemia, la cual por decretos gubernamentales aíslan a las poblaciones, les desconocen los derechos e impiden movilización de las comunidades.

Hace unos años saludamos el Acuerdo Final de Paz alcanzado entre las FARC – EP y el Gobierno Nacional con el cual tuvimos la esperanza de avanzar en una paz estable y duradera. Lamentablemente, en la actualidad, hemos señalado los evidentes incumplimientos por parte del Estado colombiano, pues las transformaciones en materia de reforma rural integral, de participación política, de solución al problema de las drogas, de víctimas y de fin del conflicto, en su gran mayoría se han quedado en el papel y el discurso. Igualmente tuvimos esperanza en el proceso de dialogo con el Ejército de Liberación Nacional, por lo que rechazamos el cierre a la posibilidad de dialogo definida por el gobierno del presidente Iván Duque. Ambas situaciones son estocadas al anhelo de una paz estable y duradera para nuestros territorios.

Desde que Iván Duque asumió la presidencia, y regresó el uribismo al poder, han sido asesinados 610 personas líderes sociales y defensoras de Derechos Humanos, 148 excombatientes en proceso de reincorporación, y en el año 2020 se han producido 56 masacres. El departamento del Cauca es el más afectado por esta violencia. Este departamento, ha estado históricamente abandonado por el Estado, y condenado a la práctica latifundista donde los terratenientes, los grandes empresarios, el paramilitarismo y las grandes empresas han despojado las tierras y desplazado a sus legítimos dueños, los que la cuidan y la trabajan.

En la actualidad, existe una disputa política y económica en los territorios, los actores armados legales e ilegales, especialmente en municipios como el Tambo y Argelia, se disputan las riquezas bio diversas, minero energéticas y los corredores para el tráfico de drogas y armas en el territorio, esta disputa en 2020 provocaron hechos violentos, que han cobrado la vida de más de 36 excombatientes en proceso de reincorporación, y 72 personas líderes sociales y defensores de Derechos Humanos, entre campesinos, indígenas y afrodescendientes que habitan el territorio, sin que se conozca en detalle los motivos que llevaron a los victimarios a quitarles la vida, ni se haga justicia frente a los crímenes, generando temor en toda la comunidad y enlutando un territorio como es el Cañón del Micay, que se extiende a lo largo de los municipios de Argelia, El Tambo y López de Micay.

Estos execrables hechos, tienen profundos impactos humanitarios, hacen parte de la violencia estructural que padecemos en los territorios rurales históricamente marginados. Violencia que, además, se ha descompuesto y exacerbado en los últimos años. Esta grave crisis humanitaria se presenta a pesar de la militarización del departamento del Cauca, en donde más de 7600 militares patrullan el territorio, pero su accionar está lejos de recuperar la paz y la tranquilidad de sus habitantes. Su accionar se enfoca en reprimir y criminalizar los tejidos organizativos de las poblaciones campesinas, afrocolombianas e indígenas que hacen presencia en la región. Y enfrentar con violencia y muerte las angustias económicas, que condenan a una gran cantidad de la población a subsistir a partir de la siembra de coca para soportar la vida en difíciles circunstancias.

Resaltamos esta región, con el imponente y majestuoso del cañón del Micay que irradia y forma un territorio de grandes procesos y comunidades organizadas que durante décadas han trabajado por la permanencia en el territorio, dignificar la vida, proteger la madre tierra, defender los Derechos Humanos y trazar horizontes de transformación de sus realidades. 

Hoy es crucial avanzar y profundizar en la presencia integral del Estado colombiano en los territorios, especialmente en las zonas más vulnerables y afectadas por el conflicto; La implementación integral del Acuerdo de Paz especialmente en el capítulo étnico y el punto 3.4 sobre garantías de seguridad que ofrece mecanismos e instrumentos de prevención, protección y seguridad para los pueblos y comunidades en los territorios; Que la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad avance en el diseño e implementación de la política pública de
desmantelamiento de las organizaciones criminales y sus redes de apoyo; que exista un cumplimiento de los acuerdos firmados en el marco de las movilizaciones de la región; y que las autoridades competentes fortalezcan las medidas adoptadas y realicen todas las acciones necesarias para eliminar la violencia y a no escatimar esfuerzos en investigaciones y judicializaciones de quienes atentan contra las garantías de seguridad de los pueblos y comunidades.

Esta caravana humanitaria se arropa y camina, desde sus requerimientos humanitarios, de clamor por la defensa de la vida y la paz, en el Pacto por la Vida y la Paz desde el Pacífico y Suroccidente para toda Colombia.

Ante este contexto y la falta de voluntad e incapacidad del Gobierno Nacional y departamental para garantizar la vida de la población, se propone adelantar la Primera Caravana Humanitaria “Por la Vida y la Defensa del Territorio en el Cañón del Río Micay”, cuyo objetivo es evidenciar la realidad del territorio, visibilizar y acompañar a la población que sufre un incremento de la violencia socio política y de las practicas genocidas del Estado. La Caravana se desarrollará a partir del 29 de Octubre al 2 de Noviembre del 2020.

Se llevarán a cabo dos actividades centrales, una en la cabecera municipal de Argelia, la otra en el corregimiento El Plateado, manifestando el apoyo y solidaridad a la población y a las organizaciones sociales del territorio. Las actividades tendrán el carácter de político-culturales, con presentaciones artísticas de diverso tipo, homenaje a los líderes, jóvenes y personas de la población asesinadas, y actos simbólicos de acompañamiento. Además de esto, se desarrollarán otras actividades más de carácter humanitario.

Por la defensa de la vida, de los Derechos Humanos, por la dignidad de las comunidades y por unos territorios para la paz, llamamos a las organizaciones sociales y políticas, a las instituciones, entidades de control, gobiernos locales y nacionales, comunidad internacional, medios de comunicación, personalidades, académicos e intelectuales, y al país en general, a sumar esfuerzos, juntar las esperanzas, unir nuestras manos para rodear y proteger las comunidades, exigir garantías para la vida y el retorno de quienes han sido desplazados y desplazadas de sus territorios, esta
Caravana será un primer esfuerzo en ese sentido. En el Cauca la vida debe prevalecer.

Firman:
• Proceso de Unidad Popular del Suroccidente – Pupsoc
• Comité Integración del Macizo Colombiano – CIMA
• Guardia Cimarrona Norte del Cauca.
• Equipo Jurídico Pueblos – EJP
• Mesa de Unidad Agraria – MUA
• Partido Comunista Colombiano – PCC
• Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular – CACEP
• Coordinador Nacional Agrario – CNA
• Congreso de los Pueblos – CDP
• Coordinación Social y Política Marcha Patriótica
• Asociación de Zonas de Reserva Campesinas – ANZORC
• Coordinadora Nacional de Cultivadores de Coca – COCCAM
• Asociación para la Investigación y Acción Social – NOMADESC
• Universidad Intercultural de los Pueblos
• Red de Derechos Humanos Francisco Isaías Cifuentes.
• Red por la Vida y los DH del Cauca
• Proceso de Comunidades Negras – PCN
• Ciudad en Movimiento.
• Asociación Minga
• Organización para el Desarrollo Urbano y Campesino – ORDEURCA
• Consejo Comunitario Pandao
• Red de Hermandad – REDHER
• Fundación Guagua – Valle
• ASOAGROS
• Movimiento por los Derechos del Pueblo – MODEP
• Sindicato de Trabajadores de la Defensoría del Pueblo
• Fundación Barule, Valle
• Cabildo Valle del Sol.
• Humanidad Vigente
• Asociación nacional de usuarios campesinos – ANUC Cauca.
• Periferia prensa alternativa.
• Paz con dignidad.
• Espacio Regional de Paz del Cauca.