Comunicados

[JORNADA NACIONAL DE MOVILIZACIÓN] Las víctimas de crímenes de Estado existen en Colombia

 

Exigimos que nuestros derechos se mantengan en los acuerdos de paz y solicitamos a la Fiscalía que explique el estado de las investigaciones contra agentes estatales vinculados a la violación de Derechos Humanos

 

 

 

El Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado – Movice – recibe con optimismo el anuncio del inicio de la fase pública de los diálogos de Paz entre el Gobierno Nacional y el Ejército de Liberación Nacional (Eln). El fin del conflicto armado significará salvar muchas vidas y abrir espacios para la participación política en democracia y no a través de las armas.

Es importante manifestar que, si bien se trata de dos mesas de conversaciones, se debe entender el proceso de paz como uno solo para que los mecanismos de implementación sean coherentes en cada agenda.

Reiteramos hoy nuestro llamado a que el Estado y las guerrillas de las Farc y del Eln asuman los compromisos para que se llegue a un cese al fuego y de hostilidades inmediato­­, que prevenga nuevos hechos que victimicen a la población colombiana en todo el país.

Tras consolidar la información recopilada durante las últimas semanas, proveniente de distintas organizaciones de derechos humanos, señalamos que es impactante el aumento del accionar paramilitar en todo el país, que ha producido en el último mes un total de 28 personas asesinadas, de las cuales 13 pertenecen al movimiento social y de derechos humanos; 15 personas fueron asesinadas en el marco de las mal llamadas acciones de ‘limpieza social’, como parte de su estrategia de terror y zozobra para controlar a las comunidades donde hacen presencia.

En total se han registrado 54 agresiones a personas líderes y organizaciones de derechos humanos, lo que equivale a 2 agresiones por día, entre amenazas, atentados, asesinatos, montajes judiciales y seguimientos.

Son 15 las regiones afectadas por estos hechos: Santander, Putumayo, Antioquia, Arauca, Atlántico, Boyacá, Cauca, Chocó, Córdoba, Cundinamarca, Meta, Norte de Santander, Sucre, Sur de Bolívar y Buenaventura. Llama la atención que las regiones más afectadas con las recientes agresiones coinciden con las zonas prioritarias para la implementación del posconflicto determinadas por el Gobierno Nacional y el PNUD.

Ante las recientes agresiones y asesinatos en contra de víctimas, líderes sociales y defensores de derechos humanos y ante la reorganización y reactivación del paramilitarismo en el país, exigimos al Estado colombiano garantías de no repetición e insistimos a la Mesa de Conversaciones de La Habana en la urgencia de que se cree una Comisión de Alto Nivel de Garantías de no Repetición.

Este martes 15 de marzo, en el marco del Día Nacional por la Dignidad de las Víctimas de Crímenes de Estado, saldremos a las calles en todo el país para hacer un llamado a que se respete la vida y recordaremos que #PazSonGarantías.

En rueda de prensa en Bogotá haremos entrega a la opinión pública de documento donde denunciamos la totalidad de los recientes casos de agresiones y asesinatos ocurridos en contra de víctimas, líderes sociales y defensores de derechos humanos, así como el contexto en el que vienen sucediendo. Presentamos también nuestras exigencias y propuestas para que no se repitan en Colombia crímenes de Estado y para que sea posible una paz estable y duradera.

El Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado – Movice - capítulo Cauca se solidariza y rechaza los señalamientos y acciones represivas a los compañeros y organizaciones  que adelantaban la conmemoración de los 50 años de Camilo Torres, como un acto colectivo de memoria. 

Hechos:

El Sindicato de Trabajadores de la Gasolina (Sintragasolina), perteneciente al Movice capítulo Norte de Santander, informó que desde el pasado 8 de febrero entraron en una Jornada de huelga de hambre y plantón indefinido, debido a los constantes operativos que viene realizando la fuerza Pública contra su organización.

Estos operativos, explican, ha dejado a la gran mayoría de sus afiliados sin el sustento de sus familias y sin soluciones reales que garanticen un verdadero proceso de reconversión socio laboral integral, digno y sostenible, que les permita pasar de la informalidad a la formalidad. 

“Por ello, saldremos este lunes en compañía de nuestras familias, esposas (os) e hijos, en exigencia al Gobierno Nacional, Departamental y Municipal que se nos garantice el Derecho al Trabajo y a una vida digna”, sostuvieron. 

Con bombos y platillos las élites colombianas, con apoyo de algunos medios masivos de  comunicación, celebraron en Washington, junto al gobierno estadounidense, 15 años del denominado Plan Colombia y sentaron las bases para desarrollar un nuevo plan de sometimiento y entrega de la soberanía nacional a los intereses hegemónicos del gobierno norteamericano.

Las víctimas de crímenes de Estado nada tenemos que celebrar ni compartimos el entusiasmo que han manifestado los voceros del establecimiento colombiano con este plan. El pueblo colombiano, y especialmente las regiones agrarias y campesinas, vieron cómo se incrementó el presupuesto para la guerra y se fortaleció el proyecto paramilitar. Como consecuencia directa denunciamos la constante violación de los Derechos Humanos a individuos y colectividades, así como la política de despojo de las tierras y los territorios, que lograron arruinar la economía campesina del país y quitarle cerca de 10.000.000 hectáreas a comunidades y campesinos a lo largo y ancho del país.

Páginas

Suscribirse a RSS - Comunicados